situación

El margen en Clausewitz

En la obra de Clausewitz De la guerra, se destaca la importancia de contar con un margen de maniobra, en relación con la incertidumbre que impregna las situaciones en la guerra. Pero ello es aplicable a todas las situaciones inciertas. En un par de ocasiones se refiere al margen en relación con el azar: “El arte de la guerra tiene que vérselas con fuerzas vivas y morales, de donde se deriva que lo absoluto y lo seguro le resultan inaccesibles; siempre queda un margen para lo accidental, tanto en las cosas grandes como en las pequeñas (… ) Cuanto mayor sea el valor y la confianza en uno mismo, más grande será el margen que cabe dejar para lo accidental.” (Clausewitz, El arte de la guerra, cap. 1,22)

“La guerra es el territorio del azar. En ningún otro ámbito de la actividad humana hay que dejar tanto margen para ese intruso, porque ninguno está en contacto tan constante con él, en todos sus aspectos. El azar aumenta la incertidumbre que preside todas las circunstancias y llega a trastornar el curso de los acontecimientos.” (Ibid. Cap 3)

Para referirse a recursos militares, Clausewitz utiliza el término “reservas”:  “Las reservas tienen dos objetivos que se diferencian claramente uno del otro; o sea, en primer lugar renovar y prolongar el combate, y en segundo ser usadas en caso de cualquier acontecimiento imprevisto“ … “una condición esencial del mando estratégico es que las fuerzas deben ser mantenidas en reserva para ser usadas más tarde, de acuerdo con el grado de incertidumbre existente” …” las reservas estratégicas son tanto más superfluas, inútiles y peligrosas cuanto más general sea su propósito”. (Ibid, cap 13)

Atención a la última frase. No sé el valor que tendrá esa regla en su aplicación a cuestiones militares (aunque parece que el ejército prusiano primero, y el hitleriano después, terminaron malamente al quedarse sin reservas). Lo que afirmo es que en cuestiones de la vida, contar con márgenes de propósito general –márgenes materiales y espirituales- puede resultar decisivo. Que se lo pregunten a quienes suscribieron hipotecas basura, acciones “preferentes” o firmaron avales a su marido o a sus hijos. Por eso digo que la estética existencial no trata del quedar conmocionado ante la belleza de un cuadro o de una puesta de sol, sino de estar preparado para la vida: para la respuesta rápida y también para ser capaz de esperar. Gestionar el tiempo. Porque la cuestión del margen no trata sólo de la gestión del espacio, ni de los recursos materiales. Trata de usar el espacio para ganar tiempo. Trata del “cuándo sí” y  “cuándo no”. Y también de cuándo “se puede” hacer algo, pero no se debe

El refrán español: “Los bienes, para remediar los males” expresa sabiamente esta actitud. Aquí los bienes se consideran como un margen, es decir, un espacio vacío, no porque no haya nada, sino porque lo que haya es intocable. Esto lo sabían nuestros padres porque habían vivido (en España) la guerra civil. Era su manera de decir: “hay que estar siempre preparado para lo que pueda venir”.

_____
Entradas relacionadas
Tener margen o no tenerlo.
.
.
Problema de los 9 puntos. Sólo teniendo margen se encuentra solución.
.
El vacío y sus mil caras está lleno de oportunidades.
.
Entrevista a Oteiza sobre ser estético y vacío trascendente.
.
La materia y el vacío están estrechamente unidos.
.
Los límites definen el marco de la situación.
.
Lo nuevo tiene posibilidades pero son inciertas.
.
Luhmann: el Poder nace de la comunicación.
.
La isla del tesoro está al alcance de la vista, pero hay que echarse a volar.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s