comunicación

Dualismo y Justicia

justicia_dualismo_salomon

La Justicia se representa con una venda en los ojos. Pero los jueces no deberían ir ciegos por la vida.
Aunque sus actos deben someterse a la Lógica, fundamento del Derecho, han de cuidarse de las dicotomías, porque lo vivo no sobrevive si se le corta en dos.

Una prostituta acudió al Rey Salomón pidiendo justicia: Declaró que ella y otra mujer compartían habitación; que habían sido madres por las mismas fechas y dormían cada una con su hijo. Que ese día al despertar había encontrado junto a ella un bebé muerto, que no era el suyo, sino el hijo de la otra; la cual seguramente aplastó le aplastó mientras dormía y lo intercambió subrepticiamente.

La otra mujer, convocada al juicio, declaró que la primera mentía y que el niño vivo era el suyo. Salomón entonces, ordenó traer una espada y cortar al niño en dos, para entregar una mitad a cada madre.

Una de las madres se mostró de acuerdo con la decisión; pero la otra rompió en llanto, suplicando que no matasen al niño, y que se lo entregasen vivo a la otra mujer. Entonces Salomón dijo: -“Ésta es la verdadera madre. A ella le será entregado el niño”. Y así se hizo, y todos se admiraron de la sabiduría del Rey. (Libro I de los Reyes, 3: 16-28)

Dicotomía y dualismo
Dividir algo en dos partes: eso es hacer una dicotomía (1). La filosofía y la ciencia moderna proviene de la cultura hebraica, de Grecia y de Roma. Y como vemos en esta historia, de intentar controlar el mundo dividiendo las cosas en dos. Y aún más que las cosas, las ideas. La dicotomía es la madre de las operaciones lógicas(2). Hasta el poner nombre a algo(3) es una dicotomía, entre lo que es llamado así y lo que no es llamado así. Y la dicotomía trae consigo el dualismo: lo que queda arriba y lo que queda abajo; lo que queda dentro y lo que queda fuera; nosotros y ellos. Yo y el resto.

La situación a la que se enfrentó Salomón no es tan extraña en la vida judicial. No porque se presente a menudo la ocasión de cortar a un niño en dos, sino porque el Derecho se levanta sobre dicotomías; sobre valores dualistas como verdadero-falso o culpable-inocente. Y está bien que así sea, porque de no serlo,  ante  cualquier situación conflictiva, no habría más derecho que la de sacar el revólver antes que lo haga el oponente. Como en aquella escena de Liberty Valance (4) donde John Wayne decía a James Stewart; -“Será mejor que consiga un revólver (…) aquí los hombres resuelven sus problemas por sí mismos”.

Sin embargo, como el derecho obliga a elegir entre términos excluyentes, los jueces se encuentran a menudo en situaciones tan paradójicas como la de cortar al niño por la mitad para asegurar que su verdadera madre reciba, al menos, una parte.

Contraparadoja
La sabiduría de Salomón se manifiesta en que hace uso del dualismo del derecho, para crear una contraparadoja (5) . Esto es, él se encontró con la paradoja de que la única solución justa, era injusta. En vez de quedar bloqueado por esa situación sin salida, devolvió la paradoja a las dos mujeres, dándole así la vuelta. Ahora, cada una de ellas  tendría que ser quien decidiera qué le importaba más: si salvar la vida al niño, renunciando a él, o conseguirlo muerto. Esto es la contraparadoja. Si la paradoja consistía en que el veredicto del juez divida al niño. La contraparadoja divide la actitud de las madres en dos comportamientos opuestos, el de la madre auténtica y el de la falsa madre.

La crisis actual ha llevado a algunos jueces a involucrarse, comprometerse y pringarse con las situaciones que se ven obligados a juzgar. Si tenían una venda que les impedía ver o que les facilitaba mirar para otro lado mientras aplicaban el Derecho, han empezado a despojarse de ella. Un ejemplo es la siguiente intervención en una reunión del grupo europeo de jueces por la mediación.

Ver el texto completo de la intervención

______
(1) Ver François Jullien: el bien y el mal.

(2) Ver Un poco de lógica… borrosa, por favor.

(3) Ver Budismo Zen y estética existencial.

(4) Ver la escena entre James Stewart y John Wayne en el vídeo El precio de la Libertad, capítulo 6, posición 1:12

(5) Sobre paradojas, ver Paradojas: Se acabaron las alegres y confiadas mañanas.

Como ejemplos de contraparadojas, ver:
El Papa Francisco y los gays.
.

Watzlawick: El lenguaje del cambio.
.

Un punto de apoyo.

Sobre dicotomías, ver otras entradas:
Diferenciar el bien del mal.
.

El Procusto controlador que llevamos dentro.

Gregory Bateson: La pauta que conecta

Izquierda y derecha.
.

Negatividad fecunda: el valor oculto.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s