estética

El salto metafísico

ballena_salto696
Como los mamíferos adaptados a la vida en el mar necesitan salir brevemente a respirar, los humanos, que también vivimos en un medio que nos da de comer, necesitamos saltar metafísicamente afuera.

Sin esos saltos, la vida quedaría encerrada en el agujero sin salida de la vida cotidiana. Dentro de una máquina que disuelve lentamente lo que toca, entregados a ser para la muerte. Este es, a mi entender, el mayor misterio de la condición humana.

Refiriéndose a la relación entre esencia y sustancia y a la conclusión del filósofo X. Zubiri de que “la esencia es la infraestructura de la sustancia”, Oteiza escribió este comentario: “Pero si esta sustancia no es estética, si la metafísica no responde estéticamente no responde de verdad, no concluye visualmente de pie en la vida. Su infraestructura es una intención de suspensión imposible, un repliegue, un paso atrás en una cuestión cuya cuestión territorial es que no la tiene. Su problemática desde lo humano es precisamente lo que de humano ponen todas las ciencias, por su provisional ingravidez, lo que hace de ella la más sensata y práctica de todas. Pues se apoya en la tierra, salta, vive un instante (el metafísico) no se puede quedar en el aire, es territorialmente inestable. No se puede hacer de la metafísica todo lo contrario de lo que es y para lo que sirve: es una iluminación orbital de comprobación instantánea para la conducta entera, que es donde ha sido propuesta.” (Oteiza, Ejercicios espirituales en un túnel, 2ª edición 1983, pág. 309 nota al pie)

Oteiza se refiere aquí al ser plástico (1), que precede en el proceso de creación artística al ser estético (2). El ser plástico es la combinación de la materia expresiva (sustancia) y la idea con la que el artista da-forma a la materia. Para el pensamiento metafísico, desde Platón, este proceso no sería más que una burda aproximación al Ser. Más claro: una rueda no es un círculo; es sólo la sombra del círculo. Si un artista dedicase toda su vida a dibujar un círculo perfecto, no alcanzaría su objetivo. Para Platón y sus seguidores, la explicación es muy clara: el Ser (y el concepto de círculo o cualquier otra idea) es absoluto y perfecto porque es parte de la divinidad. Y a Dios no se le puede alcanzar por medios humanos. Desde mi condición de ateo, debo reconocer que tienen razón: no se puede.

Flammarion_universo metafísico_1024Desde el Ser se viene
Pero lo que dice Oteiza en el párrafo citado, es que no sólo no se puede, sino que ni siquiera se debe  intentarlo, porque “si la metafísica no responde estéticamente… no concluye de pie en la vida”. Qué genialidad. El problema no es el no poder llegar hasta el Ser, sino que desde el Ser se viene (3). El camino hacia la perfección, si no se regresa (a Ítaca) termina en la deshumanización. Esta es la paradoja que ha llevado al infierno ártico a tantos teólogos y papas. Y a los ángeles, esos seres tan puros y despiadados, pegados a la divinidad. Hasta que de la mano de Wim Wenders (4) empezaron a humanizarse.

ballena_salto

Como salta la ballena fuera del agua un instante a respirar

No se trata pues de apurar el ser plástico hasta obtener la perfección de la idea plasmada en la materia. Se trata de dar el salto metafísico (“se apoya en la tierra, salta, vive un instante (el metafísico) no se puede quedar en el aire, es territorialmente inestable”) y volver a tierra con los pies en el suelo. Y ¿qué has ganado en ese salto?. Respuesta: has ganado el ser estético, la experiencia de “una iluminación orbital de comprobación instantánea (5) para la conducta entera”.

Si eres un artista, puede que vuelvas de ese viaje con una obra de arte bajo el brazo. Enhorabuena; has vuelto convertido en Papá Noel: reparte tus regalos. Al fin y al cabo no son tuyos; son un don que has recibido en préstamo. Haz que tus anteojos sirvan ahora a los demás.

Y si no eres artista, pero tienes ojos, oídos y tacto, si percibes tu cuerpo y eres capaz de sentir los sentimientos de los demás, enhorabuena. No eres perfecto, ni ángel ni un dios: eres mortal. Disfruta de la vida y encuentra el sentido que tu vida tiene para ti y para los que te aman. Porque millones de seres han  muerto para que tú puedas existir, fugazmente sí, pero existir. Y gracias a esas personas que a lo largo de la historia han hecho el viaje al más allá y han  regresado con sus obras encantadas, puedes revivir esos momentos de ingravidez, efímeros como tu propia vida, pero que renuevan el sentido. Como dijo Wim Wenders al titular una de sus películas: “¡Tan lejos y tan cerca..!” (6)

_____
(1) Ver acerca del ser plástico
.

(2) Ver acerca del Ser estético: encuentro en la segunda fase.

(3) Y si del ser se viene, el problema es el cómo se regresa. Porque hay personas para quienes la salida de lo cotidiano es un mero apaño y, al regreso, pasa lo que pasa. Ver a este respecto Viviendo “como si…”.

et_icon3.png(4) El logo que simboliza este blog representa ese momento en que el ente apresado en una situación límite se vuelve ingrávido y gentil -“como pompa de jabón”- porque en el cuadrado ideal, que lo enmarca y aprisiona, acaba de abrirse una ventana -esto es una puerta metafísica- una humilde esperanza, que le permite volar hasta la tierra de Nunca Jamás y más allá. Será un instante aunque le parezca eterno, y luego volverá a la vida real. Pero ella ya no será la misma.

Wenders angel 300x300b(5) Lo maravilloso de los ángeles de las películas de Wim Wenders, es que recorren el camino inverso al de los humanos. Vienen desde la perfección hacia el ser humano, algo que nunca han sido y que aún no son. La compasión los ha impregnado de humanidad. Hay cristianos que creen en un Jesús parecido: un Dios hecho humano y, por tanto, alguien con quien pueden hablar de tú a tú. Ese Jesús está en su mente, pero no en la de papas e inquisidores. A esos cristianos, Torquemada habría descoyuntado los huesos. Y al mismo Jesús de Nazaret, hasta que confesara que era un judío falsamente converso.

(6) Ver Tan lejos y tan cerca.

_____
Todas las entradas acerca de Jorge Oteiza

Jorge Oteiza (1908-2003). Escultor y teórico de la Estética.

El concepto de Pregnancia en Oteiza enriquece la Ley de la Gestalt.

Ley de la Pregnancia de la Gestalt.
.

Carta de Popayán. (1944)
.

Ser plástico: las reglas del arte. Primera fase de creación del ser estético: fusión de la idea y la materia.

Ser estético: encuentro en la segunda fase. Impregnación del ser plástico con los sentimientos del artista.

La teoría de Oteiza sobre la creación del ser estético fue publicada por primera vez en su Interpretación Estética de la Estatuaria Megalítica Americana (Ediciones Cultura Hispánica 1952) y reeditada por la Fundación Museo Oteiza (Edición facsímil FMO 2007). La definición del ser estético se encuentra en la ed. original en la pág. 54, (en la ed. facsímil de 2007 en la pág. 130).

Entrevista a Oteiza sobre ser estético y vacío trascendente. Sus palabras en vídeo.

Estética existencial como inmersión en la vida real desde la investigación artística.

Estética existencial como proceso en el tiempo.

Estética del huevo. movimiento irregular entre izquierda y derecha.

El salto metafísico en la vivencia estética, es un momento y no debe durar más.

Sucedió a Itziar, la mujer de Oteiza Yo no mato…

Oteiza contra el silencio de los corderos. Su faceta desconocida como diseñador gráfico… y activista por los derechos humanos.

Poemas de Oteiza:
Nosotros no nacemos, nos nacemos.
.

En qué difícil país nos encontramos….
.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s