_El precio de la Libertad

antorcha_izda
.
¿Qué fue primero: el paraíso o el infierno? y ¿cómo empezamos a separarnos de los dioses?


¿Por qué la violencia se convierte en el horror?

¿Es fácil elegir entre la mansedumbre y la revolución?

Del uso racional de la fuerza por los estados modernos.

De cómo el poder se sube a la cabeza.

Del dilema entre libertad sin ley y libertad sometida a la ley.

Y, de cuando todo está perdido, la dignidad humana renace entre escombros y surgen héroes anónimos.

Thomas Jefferson: “El precio de la libertad es estar siempre alerta

El montaje en vídeo que -se presenta aquí en capítulos de 5 minutos- nació hace dos décadas rebuscando  con mi amigo Alberto entre viejos recuerdos de películas, para encontrar respuestas a preguntas y dilemas como los que encabezan los capítulos. Al concluir la última escena, quedé perplejo. ¿Es que la lucha por la libertad no acaba nunca? Cada vez que creemos tenerla en la mano, la perdemos.

Un amigo me aporta una piedrecita que podría ser la clave que faltaba: “la libertad es un deseo“. Yo sólo agregaré una palabra:

La libertad es un deseo compartido


5 comentarios en “_El precio de la Libertad

  1. Miranda me indicó que pocos miraban y menos aún la comentaban. Pues creo que comentar una genialidad es muy difícil: no es fácil volar y escribir al mismo tiempo. Por otra parte se prefiere quedar con las imágenes porque quizás al comentarlas pudieran perder su gracia, sería casi como acariciar el agua que tomas con tus manos, mientras más la acaricias más rápido se va. Esa es la vida y también la libertad.

    1. Gracias por el comentario. Tiene razón Miranda. Quienes lo ven creen que trata de películas cómicas y de aventuras. Pero el tema es la tragedia humana de la lucha por la libertad. A pesar del paso de los años, al ver la última escena de Chaplin con la chica en busca de una nueva vida, me saltan las lágrimas.

  2. maravilloso el esfuerzo humano por dignificarse, aunque habilidosos se engullan los frutos casi siempre ¿será acaso porque nos acostumbramos a mirar en macro, ignorando la magia de los pequeños detalles? Nuestros impulsos vitales nacieron limitados, como que somos una especie de reservorio de ciertos dioses juguetones e inclementes? Pero hay unos cuantos que no se resignaron, que siguen abriendo trochas y nos iluminan sin perder su humanidad y nos contagian paulatinamente su locura hasta demostrar con tremendo amor y lucidez que los locos tienen la razón… Tu obra, tu vida obliga a conspirar, José Luis.

    1. Así es, por no ser juguetes en manos de los dioses, los griegos descubrieron la dignidad de ser mortales. Todo lo que hacemos es efímero; pero siempre queda la “humilde esperanza” de que otros lo comprendan y continúen. Por eso, cada uno de nosotros es la humanidad. Pienso en las personas que me dieron lo mejor que tenían, su experiencia; y no les hice caso, hasta que mucho después lo comprendí. Pero ya se habían ido y nunca pude decirles cuánto les debía. Por eso lo que más valoro es la comprensión. Tus palabras me animan a seguir. Gracias, Ale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .