Pensamiento oriental

Lo impensado

JullienLo impensado en François Jullien(1)

“Mi objeto filosófico, la única cosa en la que trabajo, es lo impensado. Lo impensado es lo que consideramos evidente y que por lo tanto no cuestionamos. Es lo que no consideramos objeto de pensamiento. Aquello a lo cual nuestro pensamiento está adosado y que por lo mismo no lo pensamos.”

“Es sobretodo levantar un poco el velo y ver lo que hay debajo, es decir las partidas pre-implícitas, las elecciones encubiertas, a partir de las cuales la filosofía se desarrolló. Por ejemplo, una elección esencial es el Ser. Es decir, ya lo sabemos, la filosofía griega articula el Ser. El Ser está primeramente en Homero, antes que en Platón; es decir, es esa capacidad de la lengua griega de decir “él es”, absolutamente.

Toda la filosofía occidental originada en Grecia parte del concepto del Ser. Sin embargo, “desde el punto de vista chino se puede decir “hay”, se puede decir “subsistir” se puede usar la función copulativa, pero no hay “Ser” en el sentido ontológico. Entonces, (…) esta especie de gran posibilidad que la filosofía griega trata de explotar, que consiste en pensar el Ser y luego de adosar al Ser la Verdad, en fin, toda la construcción ontológica de la filosofía; está borrada en la cultura china. Al mismo tiempo los chinos piensan, entonces piensan “pasando por el lado”.

“Mi motivación primera fue el sentimiento que en la tradición europea hay una especie de doble fuente: la fuente griega, por supuesto, la del logos, de la filosofía ontológica; y luego la otra fuente, la hebrea, de la revelación. Y creo que finalmente, la filosofía europea se organizó en una especie de movimiento de péndulo, entre Atenas y Jerusalén.” (2)

¿Somos griegos y judíos? “Sí, lo somos. Y mire la deconstrucción, tal como se hizo a fines del siglo XX, con Heidegger, con Levinas, con Derrida; de algún modo cuando uno toma distancia respecto de la construcción de la metafísica griega, uno se readhiere a la tradición bíblica. Entonces, justamente en mi caso, pasar por China, significaba escuchar otras parábolas sobre el origen, que nos sacan de este movimiento de péndulo, muy fecundo, de Atenas y Jerusalén y entonces, tratar de iniciar lo que sería una deconstrucción desde-fuera y no desde-dentro.”

Uno de los libros de Jullien es “Un sabio es sin idea”. El título que proviene de una frase de Confucio y se refiere a que un sabio no está endurecido por ideas “a priori”, ni por necesidades ni por el yo. ”

“Entonces es un círculo, es un círculo alrededor de esta idea esencial que consiste en que, en el fondo, lo que hace el sabio es –yo lo traduzco, o más bien trato de concebirlo- como disponibilidad.”

“Exactamente, apertura a todos los posibles. No permitir que la experiencia se estreche por una posición estática, que haría que yo concibiera algo que sería para mí la verdad y que por lo mismo, dejaría de lado otras alternativas. Y la idea china, me parece, consiste en que si yo tengo una idea, como decimos, tener una idea, es decir adelantar una idea, significa que impongo cierto aspecto de lo real sobre la dilucidación y por lo tanto dejo otros aspectos en la sombra.”

“Es decir que como yo me enfoco en algo, que privilegio, caigo en una cierta parcialidad respecto de la plenitud de la realidad. Por ejemplo, de Confucio (…) no se puede decir nada que lo particularice, ya que él se casa con la totalidad, con la amplitud de lo real. Hay una  muy bella fórmula de Mencius: “de la sabiduría, es el momento”. El momento. Ser tan intransigente como los más intransigentes cuando así conviene, y tan acomodaticio como los más acomodaticios cuando así conviene.”

“Desde que uno toma posición, uno tiene razón por lo que está viendo, pero también uno pierde algo, que los otros ven y que nosotros ya dejamos de ver. Y de algún modo uno tiene claro que el filósofo, efectivamente, es alguien que, en cierta forma es, no digamos ciego, pero que pone un velo sobre algo, para ver mejor otra cosa.”

“Heráclito, sí [está más cerca de esa postura china], que toma en conjunto, es decir, Dios es día-noche, guerra-paz, invierno-verano (…) o sea él llama Dios a aquello que es el conjunto formado por los dos contrarios, y el hecho que, sí, Dios designa eso, el hecho que no se puede considerar el uno sin el otro. Entonces Heráclito se aproximaría a los chinos, si no fuera porque Heráclito está ligado al logos; que tiene esta idea en su planteamiento”

“Lo que hace efectivamente que [Heráclito] se comunique con China es la idea que se deben considerar ambos [opuestos] en conjunto y que uno no es disociable del otro. La justicia no es disociable del fondo de injusticia desde donde ésta se puede destacar. Entonces Hegel retoma a Heráclito, es de algún modo lo mismo [que Heráclito hizo con el logos] , al mediatizar esta relación de los opuestos. Y es esto, lo que hace que algo como la dialéctica, haya pasado a China, a través de Marx y a través de [Mao?].”

“Me parece que, en efecto, lo que es interesante en este asunto, no consiste en comparar el pensamiento chino con el pensamiento europeo, eso no me interesa. Lo que me interesa es cuál es la estrategia que podemos tener con aquello que se resiste a la filosofía, que es lo impensado. (…) No hay más que una estrategia oblicua. Y mi pasada por China, es una estrategia oblicua, para tener una especie de toma por el flanco respecto a lo impensado de nuestro pensamiento: conocer aquello a lo cual mi pensamiento está adosado y que, por lo mismo, lo piensa.”

“La filosofía es finalmente [una] carrera para recuperar aquello que ignoré al principio. Y la dialéctica es a fin de cuentas eso: enuncio algo, una idea, y evidentemente al privilegiar esta idea, dejo el resto en la oscuridad y después ¿qué hay que hacer? pues recuperar aquello que quedó en esa sombra. Me parece que China ha hecho una elección, pero una elección que también tiene sus puntos ciegos; porque en qué consiste pensar, sin tomar posición, sin plantear una idea, con un punto ciego porque luego indica entrar en juego.” (1)

Lo impensado en Heidegger
“[El pensar llamado filosofía] debe proporcionar «sabiduría mundana», cuando no, incluso, una «guía para la vida feliz». Pero bien pudiera haber venido a parar hoy un pensar semejante a una situación en la que fuesen menester reflexiones largamente distantes de una útil sabiduría de la vida. Puede que haya llegado a ser perentorio un pensar que se halle forzado a cavilar sobre aquello de donde reciben su determinación incluso las pinturas y la poesía y la teoría físico-matemática recién mentadas. También aquí tendríamos que abandonar, entonces, toda pretensión de entender el asunto de inmediato. Mas en este caso, sin embargo, sería ineludible que nos aprestásemos a escuchar, pues se impone la tarea de un pensar que se adelante a recorrer lo que se resiste a ser explorado”. (Heidegger: Tiempo y ser, conferencia 1962).

“Lo impensado sería aquello que sólo se muestra a nuestra mirada” (Heidegger: Seminario sobre Heráclito 1966-67) en Heiddeger-Fink: Heráclito, ed. Ariel 1986)

maria_reflejos_casi_humanos

Yo añadiría: que sólo se muestra a la mirada de quien se arriesga a mirar. Ver, como ejemplo, estas instantáneas tomadas por una mujer que, cuando anda por la calle, ve lo que los demás no vemos.

_____
(1) François Jullien es un filósofo francés especializado en pensamiento chino. El presente texto está tomado de una entrevista grabada en 2007, que puede leerse aquí completa.

(2) Sobre el vínculo incial entre la filosofía griega y la religión hebrea, ver Inteligencia espiritual.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s