situación

Goffman: marcos de referencia

Erving Goffman1Los marcos de referencia conforman nuestra manera de ver el mundo.

El concepto procede de Gregory Bateson, en su conferencia de 1954 sobre la comunicación de los esquizofrénicos). Un marco es un límite imaginario que colocamos inconscientemente en torno a un conjunto de sucesos, personas y lugares, para centrar en ellos la atención. Por eso este proceso se conoce como enmarcado (framing) o encuadre, similar a lo que hacemos al tomar una foto.
marco
El sociólogo Erwing Goffman (1) se basó en ese concepto para desarrollar su teoría de los marcos en 1975.

Marco de referencia (frame)
El marco es un desarrollo del concepto de contexto que se utilizaba en lingüística de manera más imprecisa, como un conjunto de elementos que influyen en el significado. En el marco se acentúa el límite, como el cuadro que delimita la escena en el visor de una cámara. Lo mismo que al encuadrar la escena construimos la unidad (2) de lo que va a aparecer en la fotografía o la escena de vídeo, los marcos estructuran la experiencia, y pueden transformarla.

Las interacciones sociales tienen sentido cuando las interpretamos de acuerdo con ciertos marcos de referencia que nos permitan encuadrarlas: es decir, evaluarlas en términos significativos. Como el encuadre de una foto o vídeo nos permiten atribuir sentido a las situaciones en que participamos. Ese sentido no surge de los acontecimientos (contenidos) sino del contexto delimitado por los marcos en que los encuadramos. De ahí que sirvan para construir la interpretación de la realidad: esa es su función estratégica.  Un “marco” es pues aquello con lo que una persona da sentido a un encuentro y con lo que maneja cualquier novedad en su vida.

El concepto de marco, de Bateson a Goffman
El concepto de marco de referencia no procede de Goffman sino de uno de sus principales inspiradores, Gregory Bateson creador de la escuela de Palo Alto. 

Gregory Bateson

Para Bateson, la comunicación humana, así como la cultura que de ella deriva, son un aprendizaje de contextos. Existen mensajes  que encuadran otros mensajes: son metamensajes que definen el marco de la situación.

Bateson empezó por relacionar el “marco” con el “encuadre” del psicoanálisis y, más tarde, generalizó su significado (3). Pero la intuición de Bateson fue sistemáticamente desarrollada por Goffman para construir sobre ella una de las teorías más influyentes en la sociología actual: el framing, enmarcado o encuadre, tal como se la conoce en la jerga de las ciencias sociales. Una línea de investigación que hoy es la predominante en el campo de la política y de las movilizaciones colectivas, donde los partidos y los movimientos sociales pugnan por imponer a los demás sus propios marcos de legitimación y deslegitimación. Y también en el estudio de la opinión pública y de la lucha por la “imagen” en política, según revela el lingüista Lakoff en su libro “No pienses en elefante“. Todas estas líneas son herederas directas del Frame Analysis, de Goffman.

Realidad construida socialmente
“Lo que la gente entiende que es la organización de su experiencia, lo refuerzan y apoyan a modo de una profecía autocumplida” (FA, 563). El apoyo mutuo que crean los marcos interpretativos, hace que interpretemos el pasado a la medida del presente, y a la vez interpretemos el presente como continuación y producto del pasado.

Goffman afirma que toda «experiencia», «toda actividad social» puede contemplarse desde varios «encuadres» que se relacionan entre sí, se remiten unos a otros y se utilizan como «modelos» unos respecto de otros. Asimismo esta organización de la experiencia a partir de una multiplicidad de marcos se relaciona con las percepciones de las personas implicadas en cada una de las situaciones producidas.

En resumen, la existencia de los marcos es lo que permite elaborar a los actuantes en una determinada escena social una definición común de la realidad.

Marco y márgenes
“Toda estructura de ideas es vulnerable en sus márgenes” (4). Esto sucede también en la ciencia. Durante siglos, las leyes de Newton se tuvieron por universales. Hasta que Einsten demostró que sólo eran válidas dentro de un marco de velocidades pequeñas respecto de la luz. Y la mecánica cuántica les puso otro límite en la masa de las partículas en movimiento. Los fenómenos de los seres vivos, de las sociedades y de cuanto acontece en el cerebro, tienen límites más complejos y sujetos a variaciones. En ellos ya no se trata de las 3 dimensiones del espacio euclídeo, sino de muchísimas más. La más pequeña red constituida por individuos, por células o por neuronas establece un espacio multidimensional para el que carecemos de representación sensible. Eso significa que la posibilidad de imaginar sus límites o márgenes se vuelve remota. Y sin embargo, nuestro cerebro es capaz de operar con ellos, usando unas herramientas externas llamadas ordenadores. Aunque esos son mundos reservados a los matemáticos. Sin embargo, el arte, o dicho de manera más precisa, la sensibilidad estética, tiene su peculiar manera de comprender la complejidad y ser sensible a los límites de fenómenos complejos como la relación dentro de una pareja (que puede llegar a ser algo muy complejo).

Relación
Cualquier relato de ficción puede servir como plano real sobre el cual apoyar una ficción más evidente, “llevando a uno a pensar que lo auténticamente soberano es la relación, no la sustancia” (FA, 560-61). Ver La relación.

Dentro y fuera del marco
Se puede presenciar una obra de teatro de dos maneras muy distintas: “desde dentro”, dejándose absorber o impregnar por el universo de ficción o bien “desde fuera” como mero contemplador sin ponerse en situación.  (F.A. p. 37) (Ver más sobre el tema Dentro y fuera)

Marcos o visiones del mundo que coexisten y compiten entre sí
En las sociedades tradicionales, la fe religiosa suministraba un punto de referencia externo, una fuente de certidumbre absoluta y compartida. En la sociedad moderna, por el contrario, los distintos marcos compiten entre sí, en un ir y venir entre estructuras competidoras y a menudo contradictorias, en las que cada una sale debilitada por su coexistencia involuntaria con las demás. De ahí el riesgo de incertidumbre y confusión, las expectativas ilusorias y el riesgo de ser manipulados por vendedores de referentes absolutos.

Lakoff
Lakoff (5) enumera 7 claves del funcionamiento de los marcos mentales:

• El uso de los marcos mentales es inconsciente.
• Los marcos definen lo que se entiende por sentido común
• La repetición de los mensajes puede modificar o fortalecer los marcos mentales en el cerebro.
• La activación de estos marcos inhibe la aparición de los marcos mentales opuestos.
• Los marcos mentales profundos activados son estables y no cambian fácilmente.
• Los hechos, las experiencias no son suficientes para modificar un marco mental.

Modificación del marco
Los metamensajes (mensajes acerca de la relación) modifican el marco de la misma (Bateson y Watzlawick).

Las afirmaciones acerca del “ser” de un miembro de la pareja suelen llamarse “predictores de divorcio” porque establecen un marco escindido.

Cualquier negación establece un marco para su contrario. Este marco es el mismo que si se afirmase; pero su efecto pasa desapercibido para el receptor(6).

Todo estímulo que se recibe de fuera, recupera un marco conocido (incluso en una situación nueva, como marco de amenaza u oportunidad potencial).

La propia negación, la conducta evasiva, de mirar para otro lado, el negar posibilidades, recorta o estrecha el marco de la situación(7).

En general, toda acción propia confirma o modifica el marco de la situación, estrechándolo, expandiéndolo o agregando nuevas dimensiones.

Más allá del marco
El marco y el margen afectan a la pregnancia (8) del contenido de una obra de arte (y a la vivencia estética de una situación).

Un marco es un referente externo, pero sólo es absoluto en relación a su contenido. Incluso puede estar vacío, “relleno” sólo de posibilidades, y con todo ser un generador de sentido. Tiene mucho que ver con la estética existencial, porque el marco da sentido al contenido. Y a veces, al contrario, cierra tanto las opciones que no queda más remedio que romperlo. Por eso el cuestionamiento de los marcos suele estar muy vinculado a paradojas(9), situaciones límite y cambios en la situación existencial. Pero el problema, entonces, suele ser ¿qué vamos a encontrar al otro lado?

La negación de la negación(10) amplía el marco en una nueva dimensión(11).

Antecedentes del concepto de marco
El concepto de marco de Goffman se funda, como he dicho en el de Bateson; pero ambos están conectados con la teoría de la comunicación de Habermas y su concepto del mundo de la vida (Lebenswelt). Se refiere a la comunicación social como una interacción en que el emisor también es afectado y en la que ambas partes comparten un mundo objetivo, esto es un horizonte (de sentido) (12).

Todo este pensamiento se mueve en el existencialismo de Heidegger, Jaspers y, un poco antes, de la fenomenología de Husserl, que ponía el énfasis en la existencia, en la situación concreta, en oposición al neopositivismo del primer tercio del s XX, que sólo se interesaba en lo que pudiese ser verificado por la ciencia empírica o el cálculo lógico.

_____
(1) Erving Goffman (Canadá 1922 – Filadelfia 1982). Profesor en la Universidad de Chicago, entre 1949 y 1953. Referente de la Escuela de Palo Alto (California). Su principal obra teórica es Frame Analysis [F.A.], 1975 Boston, Northeastern Univ. Press. En español, Marcos de referencia, Madrid, CIS 2006.

(2) Construimos la unidad de Figura y fondo, que constituyen el contenido de la situación.

(3) Gregory Bateson: Mind and Nature, N. York, Bantam, 1979, p. 147. En español, Espíritu y naturaleza, Ed. Amorrortu, 1982. Ver Gregory Bateson.

(4) M. Douglas, antropóloga: Purity and Danger, London, Routledge and Kegan Paul, 1966, pp. 120-121, citada por Goffman. en F.A. p. 39 nota 20.

(5) George Lakoff investigó la narración de historias como método para establecer marcos en su libro No pienses en un elefante (2004); puede leerse en línea y explica con claridad estos conceptos. Ver también en este blog Contando historias.

(6) Ver Negar algo es como afirmarlo.
.

(7) Ver Posibilidades negadas.
.

Ver también: En busca del No.
.

– y asímismo: La isla del tesoro.
.

(8) Ver Pregnancia: más allá de la Gestalt.

(9) Una paradoja es la contradicción entre el marco y el contenido de la situación. Por ejemplo “yo miento” significa, respecto al marco del mensaje, lo contrario de su contenido. Ver Paradojas.

(10) La negación de la negación es el tercer momento de La tríada hegeliana.

– Ver también Jaspers: La situación límite.

(11) La experiencia estética provoca una apertura temporal del marco: un salto más-allá de sus límites. Pero ha de ser de corta duración, para que no se nos suba a la cabeza. Ver por qué, en El salto metafísico.

(12) Su influencia en la linguïstica puede verse en Iser: El acto de leer.

Ver en este blog los temas relacionados con los marcos de referencia: marco, límite, margen, abierto-cerrado, dentro-fuera, metafísica, situación.

Ingeniosas aplicaciones del concepto de marco pueden verse en el Problema de los 9 puntos.

y en el caso del falso camello, en Un punto de apoyo.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Goffman: marcos de referencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s