estética

La vida en dos tangos

La vida ¿es como un tango? No. Es como dos tangos, por lo menos.

discepolo gardel

Enrique Santos Discépolo (¡Victoria!) y Carlos Gardel (Volver)

Casi todos los tangos tratan de amores desgraciados, contados -más que cantados- desde el punto de vista de un hombre duro por fuera y vulnerable por dentro. “¡Victoria!” es el único tango que conozco que, en vez de mostrar dolor, expresa alegría exultante por haber perdido a una mujer. Sólo Discépolo podía escribir un tango así. ¿Cómo titularía él este siglo XXI, donde las personas han sustituido a las mercaderías en la vidriera de los cambalaches?

¡Victoria!

Oí este tango por primera vez una noche en la Toldería  de Madrid, muy cerca del viaducto por donde  se tiran los desesperaos. Convaleciente de un amor desgraciado, al escucharlo, pensé: ¡Qué descubrimiento!: No hay que llorarlo, sino celebrarlo. Y me partí de risa con la estrofa que imagina qué hará ella cuando el pringao que se la llevó, “abra el paquete”. ¡A cuántas almas del purgatorio habrá aliviado Discépolo con este tango!

Porque, ¿qué hay del otro lado del tío que se creía duro pero que resulta tan frágil en cuanto se ha entregado en cuerpo y alma? Al otro lado, hay evidentemente -al menos así lo ve él-, una mujer tan débil por fuera como dura y despiadada por dentro. Alguien, en fin, preparado para este siglo XXI narcisista y cruel.

Letra del tango ¡Victoria! Música y letra de Enrique Santos Discépolo, 1929:

discepolo_victoria

Volver

He escrito arriba que la vida no es como un tango, sino como dos. Mi otro tango es Volver, el de siempre, de Carlos Gardel.

Aquí no hay alegría ni se canta victoria, sólo tristeza, nostalgia y miedo a las noches que pobladas de recuerdos encadenan mi soñar. Para mí este tango es como el evangelio, una historia que descubre la sabiduría que desborda los siglos. Es cierto que el primer amor puede quedar fosilizado y parecer que cobra vida en un sueño. Especialmente si fue un delirio, porque nos habíamos enamorado del Amor, sin conocer a la adolescente que creíamos amar. Y es cierto que lo que fue auténticamente vivido, dejó una huella fosilizada con los años; y que despertará en sueños haciendo sonar sus cadenas. Esa es la parte triste y verdadera de volver a revivir nuestros fantasmas.

Por suerte, “Volver” tiene trampa. Siempre se vuelve, pero en realidad nunca se vuelve del todo. Lo auténtico de lo que vivimos, lo que quedó preservado como humilde esperanza en el fondo del corazón, tarde o temprano encuentra su destino.

Los humanos no estamos hechos de una pieza, ni de muchas piezas ensambladas como un reloj. Pero somos varios seres en uno; al menos un ser racional y un ser estético, movedizo pero de increíble persistencia. Y, a veces, logramos ser uno y el mismo. En una ocasión, la mujer que me rescató me dijo -al oirme que yo había tenido varias vidas, que había muerto y nacido varias veces a lo largo de mi vida- me dijo pues, indicando una foto de cuando tenía yo año y medio: “-No es cierto que hayas tenido varias vidas. Éste eres tú“. Fue un descubrimiento fundamental de mí mismo y fue posible porque ella me reconoció. No sólo quién era yo, sino quién había sido siempre. Ese es el sentido de la humilde esperanza y el verdadero secreto que protege el corazón.

Guardé conmigo esa esperanza humilde, hasta que la fortuna -es decir, el azar afortunado. O sea, la negatividad fecunda (1) dio sus frutos. En mi experiencia al menos, hay que seguir arriesgándose, porque al final se encuentra. Uno mismo se encuentra, al ser encontrado.
_____
(1) Ver Negatividad fecunda: el valor oculto.

Ver Hacer el amor o hacer la guerra.

Ver las entradas acerca de la esperanza.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s