comunicación

Lenguaje: el otro como instrumento

comunicacion-humana-200x200Los homínidos que precedieron a nuestra especie, inventaron instrumentos cada vez más complejos. Uno de ellos iba a desempeñar un papel esencial  en la evolución: el lenguaje humano.

Los humanos no somos la única especie que usa un lenguaje. Muchos animales, e incluso plantas, usan lenguajes para comunicarse. Pero en todos esos casos, el lenguaje forma parte de la situación aquí y ahora. El maullido del gato que interpretamos como demanda de leche, es sólo la evocación de su relación de dependencia con el amo, que incluye el que “su madre” le alimente.

El lenguaje humano hace lo mismo, pero hace algo más. Se comunica con otro humano acerca de algo que existe independiente de ambos. Se establece una relación con otro objeto, mediada por un instrumento. Aunque esta vez el instrumento no es físico, sino que resulta ser la otra persona. Es decir, una persona utiliza a otra para alcanzar algo, para desencadenar  un suceso o evitarlo o transformarlo en provecho propio. Y el objeto final tampoco es un hueso u otra cosa material, sino algo abstracto, una propiedad de la materia, un suceso, una clase de cosas. Con la novedad de ser una relación-objetiva, o sea, una relación independiente del sujeto que la desencadena.

sujeto-instrumento-objeto_parcial_271x335aVayamos por partes. En otro post de este blog(1) veíamos que cuando un sujeto utiliza una herramienta para transformar un objeto (por ejemplo, para destruir el hueso y alcanzar la médula comestible), establece tres relaciones distintas: 1) entre el sujeto y el objeto en su man0 izquierda; 2) entre el sujeto y el instrumento en su mano derecha; 3) la acción (objetiva) del instrumento sobre el objeto, destruyéndolo, cortándolo o lo que sea que haga.

comunicacion humana 257x335aEl lenguaje humano tiene esta misma estructura que reúne 3 relaciones distintas. En ambos casos, las relaciones 1 y 2 son inmediatas, una por la izquierda y otra por la derecha. La relación 3 es mediada, por el instrumento en un caso; y, en el caso del lenguaje, por otra persona. Es decir, se trata de una relación objetiva, entre dos cosas independientes del sujeto.

Las diferencias entre ambos casos también son importantes. El uso de instrumentos implica relaciones materiales. El instrumento es una cosa material que el sujeto empuña con la mano derecha. Por el contrario, los instrumentos usados en el lenguaje son signos inmateriales: sonidos emitidos por la boca o gestos interpretados con el cuerpo.

También puede decirse que la otra persona es utilizada como instrumento para actuar sobre un objeto. Los instrumentos materiales prolongan el brazo del sujeto. Del mismo modo, la otra persona prolonga el cuerpo del sujeto a distancia. Y aún más importante, varias personas pueden prolongar el cuerpo de una sola, que se dirige a todas ellas en conjunto.

remerosCon frecuencia los signos se repiten o muestran una cierta estructura rítmica. Esto sucedía ya en las formas más primitivas del trabajo de los homínidos, que utilizaban los instrumentos en secuencias rítmicas. Así siguen haciéndolo hoy en día los escultores y muchos artesanos. El lenguaje tiende a hacer lo mismo. Los remeros baten los remos al unísono, a la voz rítmica del patrón. Lo mismo (y algo más) hace un director de orquesta(2).

El trabajo en equipo ya existía en otros animales, por ejemplo, al cazar en grupo. Pero gracias al lenguaje humano, veinte cazadores pueden arrojar piedras y lanzas, a la voz del líder, sobre un gran mamífero que ha caído en una trampa. Siglos más tarde, miles de guerreros llegarían a formar un ejército al mando de un general.

El lenguaje humano convirtió así a los individuos en instrumentos sociales, abriendo las puertas de la cultura y también del poderío social.

bebe8mesesEn el niño de 8 meses(3) podemos ver hasta que punto ha arraigado genéticamente la instrumentación social en los humanos. Cuando todavía es incapaz de comunicarse en palabras, un niño ya es capaz de convertir a un adulto (su padre o a su abuela) en un instrumento social a su servicio. Le basta con arrojar algo lejos de sí y mirar al adulto con expresión entre desvalida y expectante. ¿Quién enseña a quién? Indudablemente el niño está condicionando al adulto, premiándole con su sonrisa y castigándole duramente en caso de que no actúe como él espera. Mejor no lo haría un psicólogo conductista. Es el poder social en acción y no ha hecho falta que nadie se lo enseñe.

El lenguaje se utilizará de maneras muy diversas a lo largo de la historia. Siempre con signos que traen significados. Incluyendo el silencio, porque la ausencia de signos, también suele significar algo.

En cuanto al significado, me enseñaron que signo y significado son como la cara y la cruz de una moneda. Pero me parece un mal ejemplo. En todo caso, el signo sería la moneda y el significado su valor; es decir, la posibilidad de cambiarla por otro objeto o servicio valioso.

La posibilidad es un espacio vacío(4) y trascendente. Como el que abre el bebé al arrojar el objeto, creando un vacío en el cual puede reaparecer milagrosamente el objeto. Aún siendo vacío, posee un sentido; y no sólo para el niño. Es un sentido compartido. Siempre sucede lo mismo en la comunicación humana. Para entenderse, los interlocutores necesitan compartir un contexto con sentido y eso requiere un cierto grado grado de confianza. Si no, será un diálogo de sordos.

Así pues, el uso del lenguaje crea significados para un marco dado por una situación compartida. A menudo, para un objeto en el que se ha centrado previamente la atención. Pero también puede partirse de un espacio vacío, esto es, de un marco(5) capaz de recibir nuevos significados. Es lo que sucede en una narración(6) y, en general, en la literatura(7).

_____
(1) Ver ¿Qué nos diferencia de los animales? y también Homínidos: golpe a golpe

(2) Ver El sentido de ser director de orquesta

(3) Ver El origen de la magia en el niño

(4) Sobre los diversos aspectos del vacío tratados en este blog, ver El vacío y sus mil caras.

Ver Goffman: marcos de referencia

(5) Ver Contando historias

(6) Ver El acto de leer

Acerca de los fundamentos del lenguaje, ver también Preguntas y respuestas

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s