filosofía

Un poco de lógica… borrosa, por favor

SpockLas cosas irían más suaves entre nosotros los humanos, si nuestra lógica fuese un poco menos crispy y un poco más borrosa (fuzzy).
Hasta el vulcaniano Sr. Spock, tan creyente en los principios de la Lógica, estaría de acuerdo en esto.

500 años antes de nuestra era, Heráclito enseñó que todo se encuentra en movimiento. Y no sólo en movimiento, sino en guerra permanente entre contrarios. Y que todo eso sucede gobernado por una regla: el Logos.(1) Pues menos mal que, al menos, había una regla…

Creo que Heráclito fue un gran sabio, que aún hoy en día debería darnos que pensar. Pero, porque le admiro, siguiendo su razonamiento, su lógica, su logos, llego a otras conclusiones: si todo se mueve por una lucha entre contrarios(2), también el movimiento se enfrenta a su contrario: el reposo. Como el amor y el odio. Como la guerra y la paz.

Y así, puesto que todo está en movimiento,  también existe en reposo. Y tras la tempestad viene la calma. Y tras el placer el dolor; y también al revés.

Existen polos opuestos, pero también espacios habitables que se pueden compartir. Uno se convierte en dos (en enemigos), pero también dos se convierten en uno, cuando colaboran en beneficio de ambos(3).

A veces parece que todo es blanco o negro. Pero aún entonces, entre ambos extremos siempre aparecen grises. Y, lo más interesante, esa luz que se ve blanca y monocromática, a la menor interferencia estalla en un arco iris de brillantes colores.

Estos días he visto La sal de la tierra (2014) un documental maravilloso de Wim Wenders, acerca del fotógrafo brasileño Sebastião Salgado. Wenders en sus películas Cielo sobre Berlín y ¡Tan lejos, tan cerca! (4), nos hizo vernos a nosotros mismos con la mirada de unos ángeles, que se hallaban reducidos a la condición de meros observadores. Ahora Wenders nos lleva a compartir la mirada de Salgado, que parece otro de esos seres extraterrestres, observadores de nuestra mísera condición humana. Pero lo que él encuentra, tras un infierno de miseria y horror, no es sólo la muerte, sino la vida que puede renacer de entre la muerte. Sin nosotros o contra nosotros o, mejor, con nuestra ayuda.

Dialectica entre Platon y Aristoteles copiaLa lógica formal
En la antigua Grecia, el Logos que Heráclito no llegó a desarrollar, se convirtió poco después en la Lógica, dedicada a la forma de argumentar mediante el uso del lenguaje. Por eso se conoció también como Dialéctica y Retórica, o sea, el arte de dialogar para convencer.

Se le conoce también como lógica formal, porque trata de las formas o estructura del pensamiento, y no de su contenido referido a la realidad. El desarrollo formal de las leyes de la lógica avanzó luego, desde el Renacimiento, pero siempre sin despegarse del lenguaje natural.

La lógica matemática
En el siglo XIX se definieron variables y operaciones lógicas de manera muy precisa y se representaron con símbolos. Así la lógica formal se hizo además formalista. Desde entonces, pasó a considerarse una rama de las matemáticas: lógica matemática. Los ordenadores actuales se programan con operaciones lógicas. Y son capaces de razonar siguiendo las reglas de la lógica representadas por signos.

Pero esa capacidad de razonar no los convierte en humanos, ni tampoco en seres racionales. Porque no saben nada del contenido real de sus razonamientos.

La lógica difusa
La lógica, que con los griegos se hizo formal y con los matemáticos formalista, se basó todo ese tiempo en una dicotomía(5) de dos únicos valores: verdadero y falso.

En 1965 el matemático azerbaiyano Zadeh inventó y desarrolló la Lógica difusa o borrosa (Fuzzy Logic). En ella, las variables lógicas no son solamente verdaderas o falsas, sino que pueden ser verdaderas en un 51% y falsas en un 49% o en cualquier otra combinación. Y ¿eso para qué sirve? Para que las cosas dialoguen entre ellas en el lenguaje de la cibernética(6). Que los vagones del metro no frenen de golpe al llegar a una estación. Que el automóvil no se salga de la carretera al tomar una curva. Es decir, para que las cosas funcionen con suavidad, les estamos enseñando a que hablen entre ellas. ¿Y nosotros?

¿Qué es ser escocés?
En el mundo real nada es del todo blanco o negro. Hasta el blanco más blanco es un poco blanco roto. Hasta el negro más negro es un poco carbón. Cada escocés es un poco inglés. Seguramente no existe un sólo escocés que no tenga algo o mucho de inglés y viceversa.

Lo mismo sucede con un catalán, un vasco, un judío o un ucraniano. Las cosas irían más suaves entre los humanos, si la lógica que empleamos fuese un poco menos crispada y un poco más borrosa (fuzzy). No nos caeríamos de bruces, unos contra otros al llegar a una estación; ni nos saldríamos en la curvas de la vida.

La lógica neuronal
Estamos empezando a movernos entre redes sociales, redes informáticas con muchos nodos muy conectados entre ellos. Las utilizamos, pero aún no sabemos casi nada de cómo funcionan: de cuál es su “logos“, su lógica. Sea como sea, no funciona con valores binarias [0,1] ó [verdadero. falso]. Tampoco con inferencias (razonamientos) “si A, entonces B”. Porque tienen muchas entradas para una misma salida y muchas salidas desde una misma entrada. Sabemos construirlas, pero siguen siendo tan misteriosas como era el mundo para nuestros antepasados hace un millón de años.

Y sin embargo, cada uno de nosotros lleva la más grande de esas redes dentro de su cráneo. Es la red neuronal(7) que constituye el cerebro de cada ser humano. El universo se replica como fractales en lo grande y en lo pequeño. Pero esa complejidad es nuestra asignatura pendiente. El aprender a vivir con ella. Que es lo mismo que aprender a convivir entre nosotros.

_______
(1) Ver El logos de Heráclito.
.

(2) Ver Unidad de los contrarios.
.

(3) Ver Cuando uno se convierte en dos.
.

(4) Ver Tan lejos y tan cerca.
.

(5) Sobre la dicotomía, ver Dualismo y Justicia.

– También Izquierda y derecha.
.

– Y François Jullien: el bien y el mal.
.

(6) Acerca de la cibernética, ver Gregory Bateson.

(7) Ver La red neuronal de nuestro cerebro.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Un poco de lógica… borrosa, por favor

  1. ¡Precioso y deslumbrante post! ¿No crees, José Luis, que el no haber aprendido a vivir en la complejidad es el rasgo diferencial de los paises que, como el nuestro, ha estado sometido históricamente al “verdadero-falso” del autoritarismo y del excesivo poder de la religión monoteista? ¿Cuánto tiempo se necesitará para “reprogramarnos”?

    • Seguro que sí: el autoritarismo reduce drásticamente la complejidad y, en ese sentido es cómodo. El déficit anterior lo estamos pagando ahora, en que la crisis hace salir lo peor de cada uno. Pero ya que somos capaces de hacer que las máquinas hablen entre ellas y se pongan de acuerdo, ¿por qué no somos capaces de hacerlo entre nosotros? Esperemos que, además de lo peor, también llegue a salir lo mejor de nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s