entradas

Conexiones

operadoraNo todo lo que existe está conectado, pero podría estarlo en algún momento. Sucede ante nosotros o a nosotros mismos sin que le demos importancia. Pero esas humildes chispas sostienen el mundo dándole sentido.

En los comienzos de la telefonía la conexiones se hacían a mano, conectando una clavija. Los modernos móviles no necesitan operadoras humanas. Pero tampoco están conectados todo el tiempo; lo importante es que pueden conectarse.

Cada conexión es un encuentro (1)
destelloUna conexión es un destello de energía que encuentra un receptor. La estrella que vemos sucedió hace tiempo. Quizás ya no existe y su muerte aún no ha llegado hasta nosotros.

La distancia es importante, porque el tiempo y el espacio están sometidos a un señor absoluto: la velocidad de la luz.

La distancia también importa en la gravedad, esa otra fuerza que conecta la materia. Y no sólo la materia, pues atrae incluso a la luz, que hasta hace un siglo creíamos que era inmaterial.

Todo lo que sucede a escalas muy grandes, tiene su origen en lo muy pequeño, donde las partículas subatómicas se comportan a la vez como materia con masa que ocupa un espacio; y como energía, que oscila y se propaga en ondas por el espacio-tiempo(2).

Y entre lo muy grande y lo muy pequeño estamos nosotros, donde parece que esas reglas no tengan efecto, porque no notamos que las sillas se atraigan entre sí ni floten en el aire o jueguen al escondite. O eso nos parece desde nuestro empobrecido sentido común.

Hasta hace cien años, las leyes científicas permitían predecir muchos acontecimientos, como la órbita de los planetas o la caída al suelo de un jarrón. Pero desde entonces, esas leyes se nos van quedando pequeñas. Ya sólo los políticos pretenden predecir el futuro; tan patéticos como las pitonisas de TV de madrugada.

sol_atrae_luzHasta hace poco, quién iba a pensar que un rayo de luz fuese atraído por sol.

O que, al observar una partícula, pudiéramos decir dónde está, pero no cuándo ha pasado por ahí. Es el principio de incertidumbre de Heisenberg: la irrupción del azar en la historia; que Darwin descubrió en la evolución biológica con gran escándalo y se ha extendido unos años después a todo el cosmos, con la mecánica cuántica(3).

connected world1Y todo eso ¿sirve para algo?
Desde luego, para que funcione nuestro móvil, al que hemos cogido tanto cariño que no podemos vivir sin él. Funciona gracias a un microchip construido siguiendo las leyes cuánticas. No es “lógico” pero funciona.

También nos ha servido para entender la química molecular y con ella el fundamento de la biología fundada por Darwin. Ahora sabemos que el cáncer no es una enfermedad y que, por tanto, no “se cura“, pero se puede tratar y hasta convivir con él.

La realidad se ha vuelto más difícil de entender e impredecible; especialmente en sus límites(4): los límites que nosotros le ponemos para sentirnos protegidos. Es que la inmensa mayoría de la gente quiere que todo sea simple y fácil de entender.

Así que usamos un móvil cuántico de última generación, pero seguimos pensando con las mismas reglas surgidas de la vida cotidiana de los antiguos romanos o los pastores hebreos de hace 2500 años. No sólo la gente corriente, sino también los filósofos, los especialistas de casi todas las ciencias, los sacerdotes y los jueces(5).

Todo pasa y todo queda
A lo largo de la historia humana ha habido personas que se han atrevido a pensar por su cuenta. Peligrosa afición ésta del pensar. Más que para hacer amigos, sirve para hacerse enemigos. Resulta más seguro utilizar los pensamientos que están de moda: hacerse “de la situación”.

MafaldaAunque una vez adquirido el vicio de pensar es difícil de dejar y se emprende la odisea de encontrar a alguien más. Hay que moverse en la frontera “unas veces por dentro y otras por fuera”. Si se busca con empeño se acaba por encontrar. Pero, casi siempre, la persona que se encuentra lleva tiempo muerta.

Como la estrella que contemplamos aunque lleva muerta mucho tiempo; pero su luz sigue viajando hasta toparse conmigo y me encuentra si yo estoy dispuesto a dejarme encontrar.

Heráclito vivió hace 2.500 años en Grecia. Nunca escribió sus pensamientos acerca del Logos (6), pero aún podemos escucharlos. ¿Qué son 2.500 frente a los mil millones de años que lleva muerta una estrella cuya luz sigue viajando hacia nosotros?

Estoy fascinado por esa luz que sobrevive a la muerte de su emisor, sea una estrella o alguien que se atrevió a pensar. ¿Es que el alma sobrevive al cuerpo? Sí; pero sobrevive para otros. Sobrevive en la mente de otros. Ese es el premio de quienes se atrevieron a pensar, aunque muchos de ellos murieran en la hoguera. Un premio que podemos disfrutar otros, porque las conexiones del universo tienen memoria.

rocas-sedimentariasLa memoria no es sólo un destello: es que la naturaleza es un paparazzi que lo graba todo. En los troncos de los árboles y en las rocas sedimentarias. Y en muchos otros sitios que aún no hemos descubierto, porque estamos aprendiendo a leer. La naturaleza escribe un blog y lo guarda donde menos se espera. Walt Witman lo llamaba las “cartas de Dios” (7). Son las huellas del tic-tac que va construyendo y destruyendo el universo que habitamos.

La conexión como posibilidadraices 190a
Si digo que la posibilidad es el estado de lo abierto (8), puede pensarse en una puerta. Y si digo que es una predisposición, parece ser algo mental. Pero hay ejemplos para todos los gustos(9). Se trata de la misma pauta que reaparece en distintos niveles de complejidad, desde lo físico a lo espiritual. El sociólogo Alberoni(10), al analizar el enamoramiento -la conexión amorosa- dijo que había una pre-condición para llegar a enamorarse; un estado de apertura, una predisposición que el llamó gentileza. Esa pre-condición aparece allí donde se producen conexiones.

Darwin_tree1Por ejemplo, en la evolución biológica, las mutaciones genéticas se producen al azar, sin relación con el aprendizaje individual. Sin embargo las crías que, generación tras generación, aprenden de sus padres a adaptarse a un entorno, están más predispuestas a sacar provecho de esos genes modificados al azar(11).

A otro nivel, en las neuronas del cerebro, el sólo hecho de activar una conexión supone un refuerzo (memoria a corto plazo), esto es, una predisposición a que ese refuerzo se convierta en duradero (memoria a lago plazo) al recibir confirmación del entorno sobre el éxito o fracaso de la respuesta del individuo(12).

El encuadre de lo posible
arracimadoHe escrito más arriba que la distancia corta favorece las conexiones. Tal vez por eso todo lo que existe en el espacio forma racimos y aglomeraciones, separadas por grandes espacios vacíos.

La distancia no depende del emisor ni del receptor, pero la posibilidad de conexión entre ambos depende de la distancia a que se encuentran. Si están cerca es más probable que se encuentren y que vuelvan a encontrarse. Y que formen juntos algo duradero. Como la vida misma.

La vida depende de la combinación de componentes químicos en complejas moléculas orgánicas. Necesita algo que los contenga, manteniéndolos lo suficientemente próximos para encontrarse.

Hoy en día, las células nacen con sus propias membranas protectoras. Pero antes de que la vida existiese, un marco protector fue la condición previa para que la vida pudiese surgir. Y lo encontraron en las oquedades microscópicas abiertas por el mar en las rocas de las chimeneas hidrotérmicas alcalinas (13).

Epílogo
Acerca del marco vengo escribiendo mucho en este blog, en referencia al lenguaje, comunicación, arte y ficción literaria. Era un viaje que partía de la teoría de Erving Goffman sobre los marcos de referencia(14). Pero su concepto de marco proviene de Gregory Bateson(14), que es por quien me he atrevido ahora a adentrarme en el misterio de las conexiones que se dan en el mundo biológico y físico.  Y lo que encuentro  me deja boquiabierto. En resumen: que esto no es el final, sino el comienzo.

Este post continúa con las conexiones que se dan en la música: Conexiones en modo Menor

_____
(1) Ver Relación y conexión.
.

(2) Ver Espacio y tiempo.
.

(3) Ver Física cuántica y estética existencial.

(4) Ver Los límites.
.

(5) Ver Un poco de lógica… borrosa, por favor.

(6) Ver El logos de Heráclito.
.

(7) Ver Whitman (extractos).
.

(8) Ver Abierto y cerrado.
.

(9) “La socialización entre seres humanos se desconecta y se vuelve a conectar siempre de nuevo como un constante fluir y pulsar que concatena a los individuos incluso allí donde no emerge una organización propiamente dicha”. Georg Simmel (1858-1918)

(10) Ver Alberoni: estado naciente.
.

(11) Ver Muchos se convierten en uno.
.

(12) Ver Memoria del cerebro.
.

(13) Chimeneas alcalinas operativas fueron descubiertas en el centro del Atlántico en el año 2000. Ver Ciudad pérdida. Ver también en este blog:
Memoria de la vida.

(14) Ver Goffman: marcos de referencia.

(15) Ver Gregory Bateson: La pauta que conecta.

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “Conexiones

  1. ¡Qué bien, es sólo el comienzo! Has tocado tantos puntos conectados que aún no han tenido tiempo suficiente mis neuronas de conectarse para abarcarlos todos. Pero seguimos en permanente conexión desde La Gomera. Y por fortuna para mi, aprendiendo de quien sigue vivo…en cuerpo y mente.

    • Te lo agradezco de verdad, porque esta vez estaba seguro de que nadie lo entendería. Pero se trata de eso: que no somos nosotros los que conectamos las cosas; que ellas se conectan solas y construyen sus historias poniendo el sentido con el que, a veces, conectamos los humanos.

    • raices 190aSólo han pasado diez días y has subido ese maravilloso post sobre Raíces y cómo los árboles se conectan: “se fundirá con otras raíces en apuros de árboles de su misma especie. Se ayudarán para poder sobrevivir. Al contrario que los humanos, el apoyo mutuo no se traducirá en la destrucción de otros”. Los árboles no saben nada de categorías: cada conexión es única, con su propia historia.

      • Nuestros blogs, tan diferentes en apariencia, han acabado conectando. ¡Como los árboles! Gracias, José Luis, por hacerme ver el porqué de mi impulso irresistible por subir el post de raíces conectadas.

  2. Almu8745 dice:

    Brillante…
    No es leer…es una tertulia fabulosa entre cerebros que parecieran conocerse de toda la vida sentados junto a un buen café en una tarde campestre y soleada. Y aunque la tertulia implique palabras y frases y tiempo, lo que se “siente entender” no necesita de ninguno de éstos. No es que se entiendan las cosas. Se sienten porque ya estan. Se activan. Alivia encontrar tan cerca a alguien que, como JoseLuis817, se encargue de recordarme de vez en cuando que no estoy “tan sola de pensamientos” como a veces me parece, y sobre todo que deje a mi mente con la satisfacción de sentirse conectada con “un algo” que tiene sentido. Gracias

    • Almu, has descrito exactamente lo que yo mismo siento y me anima a seguir escribiendo. Esta tertulia es de muy pocas personas; pero creo que a través de la historia humana, quienes se atrevían a asomarse a lo nuevo han sido siempre muy pocos, quizás alejados físicamente, pero que acababan por conectar de algún modo, ese “mundo pequeño” es lo que más me gusta de Internet y no el enjambre que se mide en millones. Un fuerte abrazo, JL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s