entradas

Conexiones en modo Menor

La música “sólo” es una vibración mecánica sujeta a reglas matemáticas; pero despierta grandes sentimientos y emociones(1).
En los grupos prehumanos, la hembra perdía el contacto visual con su cría mientras recogía alimentos entre la maleza. Hubo de mantener el contacto auditivo con un parloteo continuo. Una conexión cargada de sentido tranquilizador. El lenguaje emocional habría precedido así al lenguaje.

origen_lenguajeEsta hipótesis, de una paleoantropóloga norteamericana en 2002(2) sobre el inicio del lenguaje, me gusta especialmente, por una experiencia que tuve a los tres años.

Mi padre se había comprado una mandolina y había llegado a tocar con ella una canción que, en aquella época era muy popular: “Mendigo errante” (3). Una noche, mientras le escuchaba, me brotaron las lágrimas y mi madre me preguntó: ¿Por qué lloras”. Con mi lengua de trapo contesté: “Es que me emosiona”.

Años después supe que la canción trataba de un emigrante húngaro que añoraba su patria y recorría los caminos “cantando sus penas por el mundo”. Pero mi padre no había cantado la letra, sólo pulsó las cuerdas. Y a mí esa música me conmovió. Aún me sucede cuando vuelvo a escucharla. Aquí, sólo unas notas del fragmento “Hungría de mis amores”(4):

Al tranquilizar a sus crías con su voz, nuestras abuelas no sólo estaban inventando el lenguaje y la música melódica. También estaban inventando el modo menor. Como el inicio en 3ª menor de esta famosa canción de cuna de Brahms (1868), aunque en conjunto esté en modo mayor: Lullaby Wiegenlied op. 49 nº 4 (5):

Todas las obras musicales clásicas, llevan en su título, la indicación “Mayor” o ”Menor”, precedida de una nota (la tónica) con la que suele terminar la obra. Por ejemplo, Preludio en Do Menor, de Chopin. Al leer un título así, uno ya sabe que será emotivo; en este caso, triste

Pero ¿por qué el modo menor es tan impresionante? Y ¿por qué se llama “menor” siendo el que transmite el sentido humano más hondo?

En la enseñanza de la música se ha asociado a menudo el modo mayor a lo masculino y el modo menor a lo femenino. Los nombres “mayor” y “menor” no tienen para mí más misterio que el machismo de los que se creen grandiosos. Pero la diferencia entre el contenido emocional de los modos musicales me parece mucho más interesante que su nombre.

Desde que hace ocho millones de años los simios de África central perdieron los bosques que habitaban, nuestros antepasados fueron cazadores-recolectores. Los machos aprovecharon su corpulencia para la caza y la guerra: las hembras se especializaron en recolectar plantas, semillas y raíces comestibles a la vez que cuidaban de sus crías.

An exhibit shows the life of a neanderthal family in a cave in the new Neanderthal Museum in the northern town of KrapinaFijémonos en la diferencia entre ambos tipos de tareas. Las de las hembras suceden a corta distancia, por el contacto inmediato de la mano con la piel y la comida; en el límite de su cuerpo y de otro ser muy cercano. En la intimidad de un espacio reducido y más protegido.

grupo-cazadorPor el contrario, la situación en la caza y la guerra sucede a campo abierto, a plena luz del día, entre caminatas y carreras; agazapados a la espera o saltando, gritando y golpeando. Al final no hay términos medios: el triunfo o el fracaso, vida o muerte. Es la épica de la conquista del mundo.

Hay diferencias de distancia e inmediatez. De abierto y cerrado; de sentido hacia dentro y hacia fuera. En las situaciones y en sus ritmos; en las emociones y sentimientos implicados.

Esas dos situaciones me parecen tan fundamentales que, si yo fuera lingüista, buscaría en los fonemas primitivos la oposición de lo abierto-lejano-solar y lo cerrado-próximo-lunar. Pero como estamos hablando de música, la encontramos enseguida entre los modos mayor y menor, presentes en los intervalos musicales.

Intervalos menores
La inmediatez y cercanía extrema de un intervalo de 2ª menor (un semitono) la menor distancia perceptible entre dos notas, sirve para transmitir el lamento más íntimo del amante por la cercanía imposible del ser amado. Los suspiros de las canciones renacentistas; pero también el paso de la sensible a la tónica de casi todos los finales musicales. Es la ternura maternal de la canción de cuna. Aun que los sentimientos oscilan entre la alegría y la tristeza o el terror, en el modo menor se mueven en lo íntimo y privado. Aquí puedes puedes oír los intervalos de modo menor en que comienzan algunas canciones.

Intervalos mayores
Frente a los intervalos del modo menor, se encuentran los intervalos “mayores”: los llamados justos porque no tienen menor: de cuarta,  quinta y octava. Y los intervalos llamados mayores para diferenciarlos de sus menores correspondientes: de segunda, tercera, sexta y séptima. Y la octava, que es el intervalo de un sonido con una gran parte de sí mismo.

En el modo mayor se trata a menudo del poder y la gloria. Situaciones públicas y a campo abierto, exteriorizando emociones de identificación del grupo y, también de confrontación frente a otros. Alegría, celebración, exaltación, triunfo, gloria; pero también destrucción y caos.

Para algunos, la música es matemáticas. Pero a veces la vida hace trampa a la matemática. Los intervalos se mueven en un círculo alrededor de cada octava.  Por eso, a medida que se separan, los intervalos también se acercan entre sí. circulo 7M 2mEl último ejemplo del siguiente vídeo, intervalo de séptima “mayor” debería ser muy alegre; pero es tan trágico como el de segunda menor. Verdi exprimió ese sentido paradójico en el acto IV de Aida, donde los amantes se unen para siempre… en la muerte.

Aquí, diversos ejemplos de intervalos mayores:

El sentido
El sentido de la música empieza con cada intervalo musical, que es una conexión cargada de sentido. A partir de ella, la melodía se desarrolla en aperturas y cierres (preguntas y respuestas) formando temas o motivos, repeticiones y desarrollos.

Una melodía es como un río donde los intervalos (más que las notas) van contando una historia: la historia de un río como la contaría el propio río; o alguien que lo habita y viaja por él.

Quien quiera experimentar esa historia, puede escuchar el Moldava, de Smetana. También cualquier otra música; sólo hay que dejarse llevar.

_____
(1) «La música se ubica sola frente a las demás artes… No expresa ninguna definitiva o particular alegría,tristeza, angustia, horror, deleite o sensación de paz, sino alegría, tristeza, angustia, horror, deleite o sensación de paz en sí mismas, en lo abstracto, en su natural esencia, sin accesorios y por ello sin sus motivos usuales. Y sin embargo nos permite aprehenderlas y compartirlas plenamente en su quintaesencia.» Arthur Schopenhauer

falk(2) Dean Falk: Finding our Tongues. Mothers, infants and the origins of language. New York 2009

Ver también el libro de Steven Mithen: ‘Los neandertales cantaban rap’ (Crónica 2005) acerca del papel de la música en el origen del lenguaje. Agradezco a Josemi la referencia y asimismo ésta de Dvorak: Canciones que me cantaba mi madre. Puedes oirlo aquí en piano y violín

(3) “Mendigo errante” o “Canción húngara” de José Serrano pertenece a la comedia lírica (zarzuela) “Alma de Dios” (1907).

(4) Aquí puede oírse la versión completa de “Canción Húngara” cantada por José Carreras.

(5) “Canción de cuna” de Brahms está en modo mayor, aunque comienza con un intervalo de 3ª menor. Agradezco a la profesora Katalin Hajnoczy esta precisión y otras correcciones a este post.

Otros posts relacionados con éste:

Ver Lenin y la Appassionata.
.

Ver El sentido de ser director de orquesta, sobre el brillo de la mirada.

Ver Damasio: Emociones y sentimientos.

Ver Conexiones. Los encuentros que dan sentido al universo.

Ver Preguntas y respuestas. Antes de empezar a hablar, los bebés parlotean con mucho sentido.

Ver El origen de la magia en el niño.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Conexiones en modo Menor

  1. No te lo vas a creer, pero después de leer tu post Conexiones quería pedirte que escribieses sobre la intensa conexión que se crea con la música. Ya sea para sentirla en lo más profundo, como para rechazarla con exasperación. ¡Y ahí estaba tu post, como por arte de magia! Gracias, José Luis. Aunque no entiendo la parte “técnica”, por puro analfabetismo musical, ahora sé que existe una razón para la conexión, sea positiva o negativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s