hominización

La bifaz: herramienta estética

Excalibur_Atapuerca¿Por qué esta (mal llamada) “hacha de mano” se mantuvo en el centro de las culturas de cuatro especies de homínidos durante más de un millón de años?

¿O acaso fue algo más que una herramienta?

Una herramienta muy especial
Fue la más utilizada hasta la aparición de los humanos modernos. Tenía múltiples usos: cortar, rascar, cavar tierra, talar árboles, tallar huesos y madera, descuartizar la caza y filetear la carne. Era la navaja suiza del paleolítico medio.

Homo_erectus

Homo Erectus caminaba de pie y utilizaba las bifaces hace más de un millón de años.

La bifaz fue la primera herramienta de piedra fabricada como tal. Las más antiguas aparecieron en África (Etiopía) y las inventó y utilizó Homo erectus, desde 1,7 Millones de años (1,7 Ma) hasta su desaparición como especie. Las más antiguas conocidas en Europa son de hace 700.000 años. Las utilizaron Homo ergaster (1,75-1 Ma); luego Heidelbergensis (600.000-125.000) y finalmente los neardentales hasta hace 25.000 años. Durante ese larguísimo período varió poco su forma y tamaño.

El misterio de la bifaz
En torno a la bifaz, hay varias preguntas de difícil respuesta:

¿Cómo pudo mantenerse tanto tiempo sin apenas cambios?
Nos hemos acostumbrado a la idea de que en la evolución biológica todo transcurre muy despacio, a lo largo de millones de años. Sin embargo, la bifaz no es un ser vivo construido por los genes, sino un objeto físico construído por seres vivos con una técnica bastante precisa, como la que puedes ver en este vídeo:

Y esa habilidad no se heredaba, sino que se aprendía de expertos de mayor edad, generación tras generación. Ahora bien, cada vez que una técnica pasa de una generación a otra, puede sufrir cambios y, por eso, todas las técnicas evolucionan. Pero en ésta, apenas hubo cambios durante más de diez mil generaciones.

¿Por qué se construyeron bifaces gigantes, inútiles como herramientas?
Se han encontrado bifaces de 40 cm y 3,4 Kgs. de peso que no podrían usarse como herramienta manual. Entonces, ¿para qué servían?

¿Por qué se desechaban las bifaces a la primera señal de desgaste y se construían otras nuevas, sin una clara necesidad?
Es como si exigieran de ellas que fuesen siempre perfectas y sin mellas. ¿Intentaban experimentar con la eternidad? ¡Pero si ni siquiera sabían hablar!

¿Por qué dedicaban tanto tiempo a buscar su simetría, si eso no mejoraba en nada su utilidad?
Una vez más, algo poco práctico.

Y, por último, hay una historia que se vivió en el yacimiento de Atapuerca (en Burgos, España) con gran emoción, porque con ella, todos estos misterios empezaron a tener sentido.

Atapuerca: la Sima de los huesos 
excalibur2Para los investigadores de Atapuerca, la Sima de los huesos fue un gran descubrimiento, porque allí se encontró el mayor yacimiento de fósiles humanos de la historia(1).

En apenas una década se encontraron en el mismo lugar 5.500 fragmentos de esqueletos humanos. Y, entre esos restos humanos, una herramienta -una sola- una bifaz, a la que los investigadores llamaron Excalibur, en homenaje a la espada mágica de Arturo(2).

El nacimiento del símbolo
monolito2001¿Recordáis “2001 Una odisea del espacio”? Cuenta que millones de años antes de la aparición de nuestra especie, unos simios descubren un monolito, cuya forma los conduce a un estadio de inteligencia superior. Es una película de ciencia-ficción basada en una novela de Arthur C. Clarke.

Por el contrario, el descubrimiento de Atapuerca no es una ficción, sino algo real. heidelbergensisIndica que hace 350.000 años, una comunidad de prehumanos heidelbergensis que habitó estas cuevas, depositó en esta sima los cuerpos de al menos 28 individuos; y, con ellos, un único objeto construido por ellos mismos o para ellos. Quizás porque ese objeto tenía un fuerte valor simbólico.

Pero en esa épocas no se conocen símbolos. Habría sido el primero: un adelanto de todos los símbolos que habrían de multiplicarse 300.000 años después con la llegada desde África de nuestra especie.

O ¿es que “una golondrina sí hace verano”? (3)

Creen varios investigadores -y yo también lo creo- que las bifaces en general (y ésta de la Sima de los huesos, en particular) desempeñó una función como símbolo, simultánea a su utilidad práctica. Pero no fue el regalo de ninguna inteligencia extraterrestre. Sino el invento de unos seres vivos, que no son nuestros antepasados, pero sí nuestros tíos-abuelos.

Para comprender ese doble carácter de la bifaz, debemos detenernos en la diferencia entre una herramienta y un símbolo.

1) La función racional de la bifaz como herramienta física
Toda herramienta es un objeto “trascendente” (en el sentido de que va más allá de su existencia física), porque, manejado por un agente (animal, humano o robot) produce una modificación en otro objeto, transformándolo. Esa relación (entre la herramienta y el objeto que transforma) es objetiva; es decir, independiente del sujeto que la maneja. Por ejemplo, la bifaz es un cuchillo de piedra, que corta cualquier material que sea más blando que el mineral de que está formada.

corte2La esencia de un cuchillo se encuentra en su corte (filo), una forma afilada de una materia muy dura. Y ¿qué es un corte? Es algo capaz de cortar y producir cortes: ¡Un corte que produce cortes! Pero ambos tipos de “cortes” no son iguales: el primero los causa, mientras que el segundo es causado. Un corte es convexo, mientras que el otro corte es cóncavo.

En palabras del filósofo Spinoza: “Toda determinación es negación”.(4) Al cortar se engendra la forma contraria: el filo cortante genera una hendidura. Lo mismo sucede con las funciones de raspar y perforar. Al raspar se alisa la piel o la madera eliminando irregularidades y adherencias. Al perforar, el corte afilado engendra un agujero, un hueco, un vacío(5).

Nada hay más objetivamente racional que esta relación entre la herramienta y el objeto que está siendo transformado. Es una regla del universo físico, ajena al sujeto que maneja la herramienta. Ese es el principio que haría posible el desarrollo del conocimiento científico en el futuro de la especie humana.

2) La función espiritual (social, integradora, estética) de la bifaz
bifaz significadosEn cambio, la forma de la bifaz no es objetivamente funcional. Es bonita, esbelta y recuerda en su simetría a muchas de las formas presentes en la naturaleza: el sol, la luna, las montañas y peñascos, los árboles, las hojas, los huevos, los animales y los otros humanos.

Y recuerda lo vital, robusto y saludable del entorno natural y de la vida. Los homínidos tenían experiencias vitales consigo mismos, con sus congéneres, con los animales que cazaban y las plantas que también les servían de alimento. simetria bilateralGran parte de todo lo que valoraban era simétrico. Y al contrario, lo que perdía fuerza y vitalidad, perdía su simetría, volviéndose deforme. Por eso al elegir una presa para cazar o una planta para comer, o un macho o una hembra para procrear y cuidar de los pequeños, la simetría era una “señal” muy valiosa.

Así como la herramienta física engendra lo contrario de sí misma en lo que toca, la forma (simétrica) se reproduce en la mente: a sí misma y a la totalidad que puede nacer de ella; porque recordará todo lo que es simétrico y bueno. Esto es la pregnancia (6): una parte que lleva dentro de sí el todo. Y es lo que define una obra de arte: su capacidad de ayudarnos a imaginar, a ponernos en una situación enriquecida.

La forma multisimétrica de la bifaz no sólo fue reconocida por los homínidos, sino que ellos la diseñaron así. Y eso hicieron unos seres que carecían de un lenguaje simbólico, formado por palabras que tuvieran un significado y que pudieran articularse para formar frases y pensamientos complejos. Hoy en día parece claro a los investigadores, que el lenguaje articulado (también llamado “compositivo”) no apareció hasta nuestra especie, coincidiendo con la eclosión de símbolos pictóricos y la desaparición de las bifaces(7).

Adelantándose  a la eclosión humana de símbolos, hace 40.000 años, la bifaz fue un primer símbolo encarnado en herramienta. Una herramienta multiuso que permitía usos meta-físicos. Un primer producto cargado de pregnancia, y una herramienta de inteligencia espiritual(8), construida por seres muy próximos a nosotros, que aún no hablaban.

Este post continúa en Sentido y significado.
.

____
(1) Acerca de la Sima de los Huesos en Atapuerca, ver esta página web.

(2) Acerca del descubrimiento de Excalibur, ver este vídeo.

(3) Ver Una golondrina ¡sí hace verano!.

(4) Ver Spinoza: Toda determinación es negación.

(5) Ver Homínidos: golpe a golpe.
.

(6) Ver Pregnancia: más allá de la Gestalt.

Mithen NeardentalesMithen Neardentales ingl(7) Acerca del origen del lenguaje, ver el libro de Steven Mithen: The Singing Neanderthals (2005) Traducción española: Los neardentales cantaban rap (2007). A pesar del título y portada españoles, merece leerse. Aunque está agotado, se encuentra en bibliotecas públicas.

(8) Ver Inteligencia espiritual.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “La bifaz: herramienta estética

  1. Mantener un símbolo-instrumento durante más de un millón y medio de años ¡Qué emocionante! La bifaz era el último objeto que hubiese imaginado como símbolo. Yo creo en el uso de símbolos por parte no sólo de los homínidos, sino también de los animales. Quien haya tenido un perro sabe que usa objetos como símbolos. El mío, si se presentaba con un libro en la boca, era un símbolo de su insatisfacción, una señal de guerra. Pero también usaba otros objetos para simbolizar otras necesidades o sentimientos. No fabricaba él los objetos, de acuerdo, pero se servía de algunos fijos para simbolizar cada circunstancia. ¿Objetos cargados de pregnancia para el perro? ¿O para el humano? ¿O para ambos?

    • Creo que has dado en el clavo. A medida que iba terminando este post, cobraba fuerza mi duda de si lo esencial de la pregnancia y de la estética existencial lo compartimos con los animales: con todos los animales. Y, en cierto sentido más limitado, hasta con las plantas; como tus flores excesivas, por ejemplo. Resumiendo mucho: lo estético humano sería lo que ya tienen los animales, enriquecido con (y contra) la racionalidad de la producción de herramientas y palabras. Tengo que currarlo más. Muchas gracias por ayudarme a abrir este spin-off.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s