sentido

Sentido y significado

jaula-pajaroBegoña tenía ocho años, y un jilguero. Y también tenía un primo, unos años mayor. Una madrugada, la policía se presentó en casa de su primo y se lo llevó. Cuando la niña se enteró, se dirigió a la jaula donde tenía al pajarito y le dijo: -“No quiero que estés preso como mi primo”. Y le abrió la puerta.

[Este post es continuación de “La bifaz: herramienta estética” (1)]

Eso es la pregnancia(2) y así las cosas pueden llegar a convertirse en símbolos. Sucede algo que, de pronto, parece desbordarse e iluminar todo alrededor con una nueva luz: como si las cosas que antes eran ajenas (de tan conocidas), se reconectasen entre sí, y uno mismo se siente conectado con una situación ampliada; y comprometido en ella.

excalibur2Así debió ser también la historia de la bifaz, aunque no podemos saberlo con certeza. Era una herramienta para cortar, raspar y perforar. Pero en algún momento se convirtió en símbolo: en instrumento espiritual(3).

El nombre “bifaz” se lo pusimos hace menos de un siglo. Significa que es algo distinto de una simple piedra. Esto es lo que los lingüistas llaman denotación, su significado objetivo, el mismo para todos. También dicen que las palabras tienen connotaciones, lo que se les va pegando en cada situación en que se usan y para cada persona que las usa.

dentro y fueraPara Begoña, la detención de su primo dio un sentido nuevo a algunos aspectos de su vida. Ahora veía la jaula como una cárcel y el jilguero como un preso que ya no querría cantar, porque sólo quería ser libre(6). La jaula y el jilguero habían adquirido otras connotaciones.

Que las cosas de nuestra vida tengan un sentido, nos conecta(4) con nuevas posibilidades; con una manera distinta de mirar a cuanto nos rodea.

bebe8mesesEl sentido antecede al significado. Incluso antes de aprender a hablar, antes de tener palabras que expresen significados, un bebé de 8 meses (5) ya encuentra un sentido y es capaz de crearlo, comunicándolo en una acción, para que el adulto haga reaparecer el objeto que él acaba de lanzar fuera de su vista.

Las herramientas se diferencian de las palabras o imágenes, en que producen transformaciones físicas en otros objetos. En la bifaz, la forma de su filo y la dureza de la materia en que está hecho, es lo que le da la capacidad para cortar, raspar o perforar. Ese es su significado objetivo y el mismo para todos.

Pero en la forma de la bifaz hay algo más: esa simetría en sus tres ejes que la hace tan bella, pero que no sirve para nada físico. Esa forma “inútil” comunica algo distinto del ser una herramienta. Eso la convierte en símbolo(7).

Cualquier herramienta, “comunica” que corta bien o mal, y que es más dura que el material cortado por ella. Y que es capaz de reproducir su propio corte, invertido, como hendidura, como corte-producido. Y comunica que eso puede hacerse a voluntad y muchas veces. Pero la bifaz comunica algo más, desde su inútil simetría.

Leonardo_Homo

En la simetría, cada lado se reproduce en su opuesto, como en un espejo, como los animales en sus crías, como los padres en sus hijos. Los homínidos, desde el homo erectus al neardental, no tenían palabras para hablar de estas cosas, pero sí experiencias, sentimientos y emociones, porque eran primates. Un perro las tiene; y con mayor motivo un simio y cualquiera de nosotros(8).

En el caso de los homínidos, conseguir reproducirse para no desaparecer como grupo, y a la larga como especie, fue el mayor de sus problemas, la situación límite (9) a la que debieron enfrentarse generación tras generación. No me extraña que tuviera sentido para ellos todo lo que pudiera evocárselo y, de manera especial, las formas simétricas.

Por eso aquellos seres, antecesores nuestros, reconocieron el valor simbólico, la pregnancia de la bifaz, más allá de su valor utilitario. Y esto se demuestra en que no alteraron su forma durante cientos de miles de años; en que desechaban cada pieza en cuanto su forma simétrica mostraba alguna imperfección; y se demuestra en el acto fúnebre de la Sima de los huesos de Atapuerca: el primer rito funerario que se conoce anterior a la especie humana.

Bouguereau_venusCientos de miles de años después, los humanos crearon un ser inmortal a su imagen y semejanza; un símbolo perfecto que no se mellaba con el uso. No era una herramienta física, sino espiritual. No cortaba ni raspaba ni perforaba como la bifaz. Pero facilitaba a las personas conectar con la belleza y la vida que surge y se reproduce por doquier en nuestro maravilloso planeta. Era una idea, una forma, una imagen, un nombre. Cada pueblo le puso uno. Los griegos la llamaron Afrodita: la diosa de la belleza, el deseo, la reproducción y el amor.

_____
(1) Ver La bifaz: herramienta estética.
.

(2) Ver Pregnancia: más allá de la Gestalt.

(3) Ver Inteligencia espiritual.
.

(4) Ver Relación y conexión.
.

(5) Ver El origen de la magia en el niño.
.

(6) Ver Dentro y fuera.
.

(7) Ver Lenguaje: el otro como instrumento.

(8) Ver ¿Qué nos diferencia de los animales?.

(9) Ver Jaspers: La situación límite.
.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Sentido y significado

    • Esas venus serían las sucesoras de las bifaces como símbolos de la reproducción, seguramente. A Afrodita la cito porque ya es una diosa con su propia historia mítica, sabemos mucho de ella y forma parte de nuestra tradición cultural, más por el valor que damos actualmente al erotismo y al amor, que a asegurar la reproducción.

  1. Me gusta la bifaz que se une a Afrodita como en una actuación de “magia de cerca”. La bifaz la podía haber esculpido Brancusi, por su síntesis formal, por su pureza. Un instrumento, una pieza en forma de lágrima que se acopla a la palma de la mano, ergonomía total. Oteiza en mi recuerdo. En el video cuando la están tallando, parece como si fueran sus manos con esos golpes certeros que tenía cuando dibujaba, daba vueltas a sus tizas, o hacía collages con una facilidad desbordante.

    • Claro; la bifaz da un salto de miles de años y se nos pone a la mano. Eso me llevó a adosarle la Venus-Afrodita tan moderna, casi hiperrealista, de Bouguerau (1879). Cueva del Castillo (Cantabria. España)Como estas manos de la cueva del Castillo, impresas por los mismos que todavía usaban la bifaz, y que parecen invitarnos a entrelazar con ellas las nuestras. Es emocionante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s