entradas

Dos se convierten en tres

diada_triada2DCuando uno se convierte en dos, algo empieza a moverse. En círculo, siempre igual. Aunque esa monotonía no dura para siempre.
Porque, cuando menos se espera, el círculo se abre: dos se convierten en tres. Y ya lo dijo Lady Dy: “Tres son multitud”.

A lo que se enfrentó Lady Di al enterarse de que su marido, futuro rey de Inglaterra, tenía una amante, ya quedó escrito en el I-Ching(1) tres mil años atrás.

Una de las 64 situaciones del famoso libro chino se denomina “La joven casadera”. La imagen es la de un hombre casado que lleva a casa a una joven para convertirla en su segunda esposa. La joven sigue al hombre contenta, llevando en sus manos un canastillo con plantas, que simbolizan la alegría del momento. Pero el oráculo (probablemente de Confucio) lo ve menos claro y advierte que, a menos que todos guarden escrupulosamente las formas, la casa entera acabará destruida.


El tiempo cíclico

Misterios del tiempo 2Volvamos al tiempo cíclico que descubrieron los humanos en el neolítico. El movimiento regular de los astros y de las cosechas. De la vida y la muerte en la que la tribu perdura. Es un movimiento muy espacial, donde el tiempo puede predecirse.

Son procesos controlables, donde los seres vivos se adaptan a su entorno. Una parte pregunta y la otra responde; y la respuesta es a la vez una pregunta que también será respondida. Esta estrecha interdependencia se olvidó pronto en occidente. Y los humanos modernos crecemos en la ilusión del poder: de que cuanto nos rodea se reduce a cosas que podemos utilizar o desechar cuando nos plazca. Hemos olvidado que el entorno siempre responde. Y que hasta el silencio es una forma de respuesta, a la vez que otra pregunta, que hay que saber escuchar y responder. Y sobre todo, hemos olvidado que el tiempo siempre tiene la última palabra (As Time Goes By).

Porque a veces, la naturaleza se desborda, explosiva e impredecible. Y hasta en el seno del movimiento más apacible, se encuentra la semilla de la discordia.

En los post anteriores(2) y (3) vimos que los ríos crean su propio cauce; y aunque lo habitual es que se muevan suavemente conducidos dentro de él, también a veces se rebelan, asaltando sus orillas y arrasando cuanto encuentran a su paso. Y que esos patrones temporales están tan extendidos en la naturaleza, que se reproducen de manera semejante en los fenómenos físicos o en las neuronas de un cerebro.

Bifurcación: aparece un tercer elemento
crossroad 96x96diada_triada2DresplandorCuando uno de los elementos del ciclo encuentra otro camino, se produce una bifurcación; y entonces entra en juego un tercer elemento. Éste último puede quedar absorbido en el ciclo regular (como las concubinas en la sociedad tradicional china).

diada-triada 3planosPero es probable que desarrolle sus propias relaciones; y entonces se forma un nuevo marco. El antiguo se abre y se vuelve más complejo, desplegándose en una nueva dimensión. Dos se convierten en tres, pero esos tres ya no se encuentran en el mismo plano.

HegelEs el centro del movimiento dialéctico, que desarrolló Hegel(4) en sus obras filosóficas. Lo que sucede entonces es algo metafísico. Lo nuevo tarda en comprenderse porque el contexto(5) ha cambiado. Ahora hay tres marcos (tres planos distintos de dos dimensiones en vez de un solo plano anterior). Y esos planos se cruzan e interfieren. El destino de ese conjunto es imprevisible, porque ahora cada ciclo está influido por un factor externo.

El destino del tercer elemento también es incierto. Puede que se convierta en intermediario de los otros (como Hermes(6)), facilitando la conexión entre ellos. O, por el contrario, que actúe de cuña y los separe o los lleve a luchar entre sí. Por eso se dice que no hay mejor cuña que la de la misma madera.

abracurcixO puede que, jugando con uno y otro en planos diferentes, el tercer elemento vaya haciéndose más fuerte, hasta convertirse en el personaje dominante. Como sucedió a los reyes medievales elegidos por los nobles como “Primus inter pares” (primero entre iguales). Que en unas cuantas generaciones, acumularon tal poder que se convirtieron en monarcas absolutos. Es decir, que ya sus actos no dependían de la aprobación de nadie.

He dicho que la bifurcación puede dar lugar a nuevas interacciones. Que se forme un nuevo ciclo con el elemento que se bifurcó. Y entonces tengamos dos ciclos con tiempos diferentes, cuyo futuro tampoco está decidido, más que por el tiempo que se vuelve irreversible.

sherezade_mini¿Cómo logró Sherezade(7) liberarse del ciclo mortal en que quedó atrapada por un rey enloquecido que mataba a sus esposas al salir el sol? Sherezade introdujo un nuevo ciclo, formado por una serie de relatos enlazados. El rey, interesado en conocer el final de la historia, se vio atrapado en ese viaje imaginario; y, por no interrumpir la narración, no tuvo más remedio que interrumpir su propio ciclo de asesinatos. Sherezade se libró y libró a otras muchas muchachas de la ejecución.  Y al hacerlo, hizo también posible que el rey se librase de su propia locura.

Este es un ejemplo de que el tiempo irreversible e impredecible, a veces lo es para bien.

Por cierto, todas las historias (como las de Sherezade en sus mil y una noches), siempre cuentan la misma historia: un ciclo que se rompe, se bifurca y nos sorprende. narrando historias325x325Que no sabemos cómo terminará… hasta que termina. Así las historias nos enganchan. Y así es también el devenir del cosmos, de nuestro planeta, y de los seres que lo habitamos. Las historias de abuelos a nietos empezaron hace unos pocos miles de años. Jorge Oteiza nos decía que sólo nos separan de ellos (o nos unen) 80 abuelas(8).

Si este post te ha resultado interesante, puedes ver también Cuando uno se convierte en dosUno se convierte en muchos y Muchos se convierten en uno,

En próximos posts, si queréis acompañarme, intentaré avanzar en las historias que cuentan las neuronas: De por qué algunas de ellas crean ciclos cerrados. Otras sirven de intermediarias, resolviendo paradojas y creando nuevas dimensiones para poder adaptarnos a un mundo cambiante. Algunas incluso se especializaron en molestar a sus vecinas; lo cual sorprende, porque también supuso una ventaja evolutiva.

____
(1) Ver también en el I Ching: la Influencia.

(2) Ver Desnudando la neurona.
.

(3) Ver La neurona que conquistó el tiempo.

(4) La tríada hegeliana es la estructura fundamental del movimiento dialéctico, donde las historias cobran su sentido.

(5) Ver Goffman: marcos de referencia.
.

(6) Ver Hermes: el que desenreda.
.

(7) Ver Sherezade: magia blanca.
.

(8) Jorge Oteiza: Quosque Tandem (1963) “80 abuelas desde el neolítico vasco hasta nosotros” (#2). Ver Contando historias.

(9) Ver en Cuando uno se convierte en dos cómo Mao falsificó las leyes de la dialéctica en su “Revolución Cultural”.

(10) Uno se convierte en muchos. Todo pasa y todo queda.

(11) Muchos se convierten en uno, cuando el azar es protagonista.

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Dos se convierten en tres

  1. Carmen Haro dice:

    Hola Amigos, me encanta su página. Me ayuda muchísimo en mis clases de filosofía a mis estudiantes de primero de BGU. ¿Podrían ayudarme a conocer las teorías de las dificultades del aprendizaje, bibliografía, experiencias? Gracias por su comprensión. Saludos cordiales. Carmen.

    • Querida Carmen, admiro a ustedes los maestros. He pasado mi vida intentando aprender, gracias a un maestro que me enseñó a pensar por mí mismo, a experimentar y aprender de los errores. Pero no sabría cómo aconsejarles, salvo que el involucrarse, a veces se contagia. Un fuerte abrazo, José Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s