cerebro

Esquizofrenia y pregnancia

crowEn 1999 el psiquiatra inglés Tim Crow describió la esquizofrenia como el precio que la especie humana ha tenido que pagar por el lenguaje(1).

Se refería al aspecto racional del lenguaje humano, que hace posible separarnos mentalmente como sujetos de los seres que nos rodean.

Esto pudo suceder desde que el lenguaje humano introdujo la negación, que abre la posibilidad de analizar (es decir, separar): “esto sí, eso no”. Y con ello, la posibilidad de prohibir o imponer. En general, establecer categorías cerradas, que incluyen unas cosas, excluyendo a las demás. Por eso Spinoza(2)dijo: Toda negación es una determinación (que crea una categoría). Y podría añadirse: toda determinación es una exclusión.

engranajesCon esa lógica capaz de diferenciar y excluir, creando piezas separadas, hemos producido componentes: ladrillos, piezas y engranajes. Y con ellos hemos construido edificios, artefactos e instituciones, creando la cultura y el mundo que conocemos(3).

La capacidad de razonar, diferenciar y enmarcar(4) situaciones nos ha hecho humanos y más tarde civilizados. Un marco constitucional protege nuestras libertades. Vallas, fronteras, cárceles y campos de confinamiento protegen nuestras propiedades y privilegios, de los extraños que puedan resultarnos molestos o peligrosos. Y la negación de posibilidades(5) (aquello de lo que no se habla porque sería “de mal gusto”) nos protege de la angustia de pensar en ello.

La construcción de la cultura moderna ha tenido un precio: la fragmentación. De la cultura y de nuestro mundo natural y social.

Conexión de un mundo fragmentado
Pero ¿qué sucede en los últimos decenios y especialmente en los dos últimos? Que todo lo que venía siendo separado, aislado y ocultado, se está conectando. Las diferencias y desigualdades son cada vez mayores, pero la comunicación entre los pedazos de este mundo despedazado se vuelve cada vez más próxima, rápida y barata. La información es un virus capaz de atravesar cualquier frontera.

Hace cincuenta años se puso de moda decir que “la información es poder”. Quienes vivimos bien nos vamos inmunizando a ella: hemos aprendido a comer mientras vemos en TV escenas terribles, que cada vez nos afectan menos.

wwz2aLo que está sucediendo realmente es que la información abre posibilidades, pero sobre todo a quien carece de ellas. Y se convierte en  una fortísima motivación para quien no tiene nada que perder. Pronto ya no habrá mares, alambradas ni muros suficientemente altos para contenerla.

Paradójicamente, la conexión entre las partes de un mundo fragmentado es simultánea con la ruptura interna de los marcos establecidos: democracia, partidos políticos, constituciones nacionales e iglesias.

trump-maduro-escracheY con la violencia creciente de holigans, escraches, agresiones xenófobas, homofóbicas, sexistas. O la emergencia de líderes carismáticos como Maduro y Donald Trump (o Musolini o Hitler en un pasado aún reciente) que encuentran fácilmente seguidores.

Pregnancia
En este blog he venido explicando la importancia de la pregnancia(6) en el arte y la estética existencial. Y ahora quisiera dar un paso más, un paso delicado, porque me muevo en una frontera: la pregnancia como fenómeno existencial, que aunque se apoya en el arte, aterriza en la vida. Es decir, con consecuencias reales (que pueden resultar buenas o malas).

La pregnancia en una obra de arte es lo que ella tiene de abierto. Lo que le falta o se la ha sustraído. Y que rompe los límites(7)de sus objetos, de la obra misma o de su tiempo.

Cuando se rompe el marco existente, parece que sea para crecer; pero con frecuencia lo que se produce es una ruptura interna. Una parte del contenido rompe el marco existente para escapar de él; para establecerse como un nuevo grupo; o un nuevo ser.

En las obras de arte la pregnancia abre el marco, simultáneamente hacia fuera y hacia dentro. Al centrar la atención en un fragmento, se abre la posibilidad de un crecimiento, y también de una ruptura.

La obra de arte trasciende hacia el espectador porque reclama de su imaginación lo que falta en la obra. Pero también reclama lo que falta en él.

Es decir, le impregna (le deja preñado) con nuevas posibilidades que se abren para él. Posibilidades internas del espectador, y posibilidades del mundo que le rodea.

Este juego de palabras entre impregnación y preñez (embarazo) no es casual. En los mamíferos, la preñez de las hembras es mucho más que una metáfora: es la emergencia de un nuevo ser en el seno de la madre. Es trascendencia al exterior y hacia el futuro del nuevo ser, pero es también una ruptura, simbolizada por la del cordón umbilical. Un nuevo ser ocupará en el mundo el vacío que ya se ha creado fuera, en torno a la madre, para recibirle, simbolizada en la cuna vacía que le espera.

Todos los humanos, y no sólo las hembras, tenemos esa posibilidad de abrir huecos -o de percibirlos- en el mundo exterior e interior. Y de aprovechar esas concavidades para habitarlas o para entrar en sincronía con seres de nuestro entorno. Esto es comprometerse. La pregnancia nos pone ante la alternativa de asumir compromisos.

La emoción que con más fuerza expresa la pregnancia, motivándonos a comprometernos con los demás, es la compasión. Es una emoción que los humanos heredamos de otros primates: un gorila puede ser más compasivo que muchos de nosotros.

Otras emociones -vinculadas al arte- que también expresan la pregnancia son la sorpresa, la fascinación, la admiración. O la alegría y la tristeza por lo que evoca en nosotros.
La música(8) tiene un tono mayor para evocar la alegría y un tono menor para evocar la tristeza. JoniMitchel300colores-alegresLa pintura tiene colores alegres como el verde o el amarillo y colores tristes como el azul verdoso.

En realidad, todas las emociones(10) pueden entrar en juego, sea en sentido positivo o negativo. Porque si  la pregnancia conduce al compromiso, hay que recordar que compromiso, como engagement (fr), commitment (ing)), son términos militares, que dan nombre a la situación en que se encuentran dos bandos, en el tiempo que precede pero ya anuncia el enfrentamiento físico.

Tocamos así una de las fronteras más peligrosas: la que separa (y une) el amor y el odio. La pregnancia podría desempeñar papeles antagónicos, como unir lo que está separado o romper lo que está unido. Así como la apertura a lo nuevo puede conducir a la felicidad y a la desgracia. Las posibilidades pueden ser oportunidades o amenazas.

En todo caso, la pregnancia es el fenómeno que abre paso al compromiso. El compromiso es su continuación: lo que pone-en-situación, anticipándose, en la espera, preparado para lo que viene o para lo que nos disponemos a afrontar. Ese es el meollo de la estética existencial. Y que forma parte de nuestra común humanidad(11) para bien y para mal.

vangogh-esquizofreniaLos esquizofrénicos y los artistas viven esta paradoja, a veces también en la misma persona. Algunos viven dramáticamente ese caminar por el borde en el límite de uno mismo y lo que se halla al otro lado del abismo.

_____
(1) Timothy J. Crow: Schizophrenia as the price that Homo sapiens pays for language: a resolution of the central paradox in the origin of the species. POWIC, Warneford Hospital, University Department of Psychiatry, OX3 7JX Oxford, UK. 1999
.
(2) Spinoza: Toda determinación es negación
.
(3) Irracionales…
.
.
(4) Goffman: marcos de referencia
.
.
(5) Posibilidades negadas
.
.
(6) Pregnancia más allá de la Gestalt
.
.
(7) Los límites
.
.
(8) Conexiones en modo Menor
.
.
(9) Damasio: Emociones y sentimientos
.
.
(10) Inteligencia espiritual

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Esquizofrenia y pregnancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s