Religiones de sustitución

Mao_circulo300Los humanos seguimos creyendo en muchas cosas, sobre todo en las que nos dan una falsa sensación de seguridad.

Idolatrado líder

Hace unos meses en una tienda para turistas en Pekin estaba a expuesta a la venta una estatuilla dorada de Mao. Un turista intentó hacerle una fotografía, pero la empleada se acercó indicándole que estaba prohibido hacer fotos a esa figura. Para que se entendiera mejor, juntó sus manos inclinándose ante la imagen como hacen los fieles en los templos budistas. Para esa generación, él sigue siendo un Dios.

Mao_divinizado_

Marx previó que una revolución socialista en Rusia o China sólo traería el despotismo asiático. Marx Tenía razón y se quedó corto: en ambos países se fundaron tiranías basadas en el terror. Como el nazismo, eran religiones laicas, donde para sobrevivir había que someterse e intentar pasar desapercibido.

Cien años después de la revolución soviética no hay comunismo ni socialismo en Rusia ni en China; pero al despertar del comunismo, el poder despótico sigue allí.

Diferenciar lo general de lo particular

Los cazadores primitivos aprendieron a diferenciar lo general de lo particular: este antílope concreto que cazaban, era diferente del espíritu del antílope que hacía posible que otros antílopes aparecieran.

Ningún otro ser vivo en el planeta tenía esa capacidad mental que es la base del pensamiento. Esa fue la base del animismo. Y, con el tiempo, de las religiones.

En los primeros capítulos de este ensayo (1) he explicado que esta diferencia entre lo general y lo particular, se hizo visible al construir herramientas primitivas. El corte (cualidad general de un hacha) está oculto en cada piedra particular, pero emerge de ella como corte afilado al golpearla de la manera adecuada. Esa experiencia fue el comienzo de la tecnología y del pensamiento abstracto.

La tecnología impulsó el empoderamiento humano. Y el pensamiento y el lenguaje multiplicaron socialmente ese poder.

Poder social en otros animales

En los mamíferos ya existía desde antes un poder social en el líder del grupo. El macho o hembra alfa exigen la sumisión incondicional de sus compañeros. Como en todos los animales, este poder está limitado por lo inmediato de la situación. En la práctica, se reduce a ser el primero en comer o al elegir pareja sexual. Además, tiene el límite de la fuerza física. El alfa suele ser un macho; y cuando deja de ser el más fuerte, es derrocado por otro más joven capaz de vencerle.

El poder y la gloria

El humano moderno perdió lo esencial de su fuerza creadora al adquirir el poder de sojuzgar a otros seres vivos, y especialmente a otros humanos.

Porque al inventar la agricultura y la ganadería, descubrieron el poder de utilizar a otros seres vivos como cosas: la tecnología sin vergüenza, sin poner el límite de la empatía. De ahí a esclavizar a otros humanos y reducir a las mujeres a sirvientes y objetos de los hombres, no había más que un paso inevitable. El poder sobre la naturaleza se convirtió en poder social despótico.

Reyes rodeados de guerreros y dioses rodeados de sacerdotes. Todos ellos nacieron al mismo tiempo que las naciones y las religiones. Un gran paso para unos pocos y un retroceso para la humanidad.

Al principio, las naciones eran ciudades rodeadas de altos muros de protección;  y la religión era el culto al dios de la ciudad que vigilaba desde el cielo. Pero, en unos cuantos siglos, las ciudades se concentraron en imperios; el rey vencedor se convirtió en Emperador y el dios del vencedor en el único Dios verdadero.

En la base de toda esa estructura, quedaron los esclavos y las mujeres doblemente esclavas.

La agricultura, que había facilitado la abundancia de alimentos, trajo consigo su contrario: las hambrunas. La abundancia de agua, trajo las sequías. El asentamiento en ciudades trajo enfermedades y epidemias. Y el poder de las armas trajo las guerras, la esclavitud y el terror. Cuanto más poder, más terror, cuanto más dominio de la naturaleza, más sometimiento a peligros de naturaleza humana. Cada vez fue más necesario que un Dios gestionarse todo aquéllo, porque el poder humano no era suficiente.

Así también el conocimiento humano ampliado por los conocimiento técnicos de la agricultura, las nacientes ciencias y la escritura, quedó sometido a la superstición.

Las paradojas del poder humano

Esas fueron las primeras grandes paradojas a las que se enfrentó la humanidad: el poder que rompía sus limitaciones, creaba nuevas y más graves situaciones límites.

Hace apenas un siglo que aprendimos que las paradojas se manifiestan como un colapso de la lógica, cuando el marco se vuelve inadecuado para la situación: porque no se puede estar dentro y fuera de él al mismo tiempo.(2)

El poder en las civilizaciones habidas desde entonces, siempre ha tenido dos partes: el poder civil y el religioso. Donde no llegaba el poder civil -más allá de la vida de este mundo, pertenecía a algún dios. Era el poder espiritual gestionado por los sacerdotes. En la edad Media y posterior, hasta los reyes tenían terror del más allá, que quedaba fuera del alcance de su espada. Esta situación se mantuvo hasta que Enrique VIII y sus sucesores nacionalizaron la Iglesia de Inglaterra.

Otra paradoja, pero de sentido contrario, se produjo al agregar el poder religioso al civil en Inglaterra y Alemania (con la reforma protestante), el poder civil empezó a ser más tolerante con sus súbditos y especialmente con la libertad de pensamiento científico, que dejó de estar controlado por la teología católica.

Y eso llevó a una nueva paradoja: la aparición de religiones de sustitución. En nombre de la virtud cívica, surgieron nuevos tiranos como Cromwell (1599-1658), Robespierre (1758-1794). Hitler (1889-1945), Lenin (1870-1924), Stalin (1878-1953) y Mao (1893-1976). Cada uno de estos personajes impuso el terror en nombre de una seudo-religión: el primero fue un extremista luterano; el segundo un ilustrado; el tercero un pagano y los tres últimos comunistas.

Creerse Dios es la forma extrema de la vanidad humana, que va unida a la carencia de compasión.

Religiones de sustitución “blandas”

El comercio, el crecimiento de la comunicación marítima y de las técnicas productivas, fueron abriendo espacios de creciente libertad (3). Pero la tiranía del pensamiento es mala para los negocios, que se basan en el mutuo acuerdo.

ChanceEn el siglo XX crecieron los bienes en manos privadas. Los súbitos, que se habían convertido en ciudadanos, pasaron de ser productores a ser también consumidores. Esto dio lugar a nuevas religiones de sustitución con nuevos ídolos, basadas en el materialismo cotidiano. Un culto al placer inmediato, “a vivir , que son dos días”.

Los grandes valores basados en la común humanidad, como la libertad, la dignidad y la ayuda a los más débiles, son importantes sólo cuando se echan en falta. Cuando la supervivencia y los derechos fundamentales están asegurados, pierden valor y prolifera el egoísmo.

En situaciones límite para la supervivencia, los homininos empezaron a ser humanos. Y cuando las situación mejoró, perdimos hasta la capacidad de pensar por nosotros mismos.

De eso tratará el próximo capítulo: posibilidades negadas90Posibilidades negadas, mujeres invisibles.


Ver Índice de capítulos

.


NOTAS del presente capítulo

(1) Ver  saludo Tai-chi transparenteCuando las piedras cobraron vida
…las manos empezaron a construir el ser humano..

– Ver  mano izquierda pregnanciaPregnancia en la mano izquierda
La mano izquierda se humanizó facilitando el presentir lo que estaba oculto al construir una herramienta.

– Ver mano derecha determinacionDeterminación en la mano derecha
La mano derecha se racionalizó determinando las posibilidades presentadas por la mano izquierda..

(2) El barbero del regimiento que recibe la orden de afeitar exclusivamente a los soldados que no se afeitan a sí mismos, no puede afeitarse a sí mismo ni tampoco dejar de hacerlo. Ver aquí.

(3) Ver acuerdo_manosComerciantes al rescate
Pasar de cazar seres humanos, a ser iguales ante la ley. Ese fue un cambio que traería consecuencias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s