Neurociencia: cerebro y mente

EEG manosLas neurociencias estudian la mente como resultado de la actividad del cerebro.

Esta afirmación no es universalmente aceptada. Filósofos, psicólogos y psiquiatras dedicados a la mente, aún hoy día pueden alardear de no importarles el cerebro.

El cerebro intérprete de la conciencia

Hipócrates 368.jpgHipócrates (460-369 a.C.) dejó escrito en su tratado “Sobre el mal sagrado: Los hombres deberían saber que del cerebro y nada más que del cerebro vienen las alegrías, el placer, la risa, el ocio, las penas, el dolor, el abatimiento y las lamentaciones. A través del cerebro en particular nosotros pensamos, vemos, oímos y distinguimos lo feo de lo bello, lo malo de lo bueno, lo agradable de lo desagradable… Sostengo que el cerebro es el órgano más poderoso del cuerpo humano… y así mantengo que el cerebro es el intérprete de la conciencia…

Pero desde que el pensamiento libre fue secuestrado por el poder eclesiástico en el 330 de nuestra era, hubieron de pasar 20 siglos para volver a pensar así.

Como he contado en capítulos anteriores, primero hubo que esperar 12 siglos para liberarnos de creer que los planetas describían círculos perfectos alrededor de la Tierra (1). Luego, otros dos siglos para descubrir que todas las plantas y animales, incluyendo los humanos, estábamos emparentados y evolucionando en el tiempo (2).

Descartes 190René Descartes (1596-1650) defendió la existencia de una mente distinta del cuerpo, pero unida a él (“Pienso luego existo”). Ese dualismo, mantenía el dogma cristiano de separación del cuerpo y el alma como materia y espíritu, con la primacía de este último.

Antonio Damasio, entre otros, criticó esta posición de Descartes en su libro “El error de Descartes” (3).

En mi opinión, Descartes caía en la misma paradoja que el barbero de Russell al intentar diferenciar en dos partes el conjunto de soldados al que él mismo pertenecía (4). Para eso hay que situarse fuera del marco que se analiza. Descartes pensaba, porque su cerebro existía y funcionaba hasta cuando se equivocaba. En 1650 dejó de pensar, porque su cerebro dejó de funcionar. Su frase habría sido verdadera de haber escrito: “Pienso porque existo”.

El dualismo entre cerebro y mente proviene de la tradición judeocristiana de que el cuerpo humano fue creado modelando un trozo de arcilla; y la mente y la vida misma fueron agregados a ese cuerpo inerte por un soplo divino. También hay machistas para quienes la mujer proviene de una costilla extraída del primer hombre. Son historias neolíticas.

Sigmund_FreudEn 1885 Sigmund Freud empezó a trabajar como neuropatólogo. Pero consciente de los escasos conocimientos científicos existentes sobre el cerebro (y a los que habría que esperar otros cien años), decidió centrarse provisionalmente en el estudio del comportamiento, el lenguaje y los sueños, como expresión de los procesos mentales, elaborando sus propios conceptos psicológicos sin base neurológica, como el ego, el superego o el complejo de Edipo.Ramón y Cajal 238

En 1888 Ramón y Cajal publicó su tesis sobre lo que luego se llamarían neuronas. En 1906 obtuvo el premio Novel por sus aportaciones a la neurociencia.eeg_400

En 1920 empezó a utilizarse la EEG para registrar las señales eléctricas del cerebro humano, que permitiría estudiar juntos los procesos mentales y cerebrales(6).

¿Qué hace un neurólogo en una conferencia sobre la mente?

Elkhonon_Goldberg_195.jpgA finales del siglo XX se celebró en EEUU una conferencia sobre La Mente a la que asistieron importantes psicólogos y psiquiatras. Entre ellos se encontraba Elkhonon Goldberg, neuropsiquiatra ruso residente en EEUU exiliado de la Unión Soviética. Un psiquiatra norteamericano se le acercó y le dijo: “-¿Qué hace un neurólogo en una conferencia sobre la mente?”

Goldberg podría haberle respondido que en Rusia eso era lo habitual. Algo bueno que había tenido el comunismo.

Influencia del materialismo marxista

Porque un siglo antes, Carlos Marx (1818-1883) padre del materialismo dialéctico, se opuso al idealismo dialéctico de Hegel, con su teoría del materialismo histórico, y fundó el movimiento socialista. Marx creía inevitable que el capitalismo sería reemplazado por el socialismo en países avanzados como Inglaterra; aunque una revolución en Rusia o China no era aconsejable porque restauraría el despotismo asiático, como así sucedió.

Cuando Lenin llevó a Rusia a la revolución marxista, los niños rusos empezaron a aprender en la escuela la unidad entre mente y cerebro. En Rusia se formaron grandes psicólogos, que a la vez eran neurólogos. Entre los mundialmente conocidos, Vigotsky y su alumno Luria, que fue mentor de Goldberg, quien justo antes de publicar su tesis doctoral huyó del comunismo y se encontró en la conferencia sobre la mente con el psiquiatra que le dijo: ¿Que hace aquí un neurólogo?

Es que, en EEUU y otros países, lo que aprende un niño de este tema, depende todavía de la escuela a la que vaya(5).

Facultades de Neurociencia

En el siglo XXI las cosas empezaron a cambiar. Varias universidades de EEUU crearon facultades con el nombre de “Neurociencia“, para agrupar las materias de psicología y neurología.

Aún no se puede leer la mente en el cerebro, como se lee un libro. Tampoco se puede, por ahora, simular un cerebro en un ordenador, porque tiene miles de millones de neuronas y mil veces más de conexiones entre ellas. Pero sí se pueden investigar procesos mentales registrando simultáneamente las señales eléctricas (6) o químicas (7) producidas en la actividad cerebral.

Elkhonon Goldberg: Novedad y rutina

En la teoría de Goldberg hay una circulación continua de información y comprensión desde el hemisferio derecho al izquierdo. «La transición de novedad a rutina es el ciclo universal de nuestro mundo interior».

Es lo que he propuesto en los primeros capítulos de este ensayo, al tratar de la construcción primitiva de herramientas y su efecto en la construcción de la mente humana. Lo nuevo que aún no está presente, sino en estado latente, oculto como posibilidad, es gestionado a través del tacto y los músculos de la mano izquierda, por lóbulos de la mitad derecha del cerebro. Por el otro lado, los golpes repetidos como rutina, que determinan la transformación de la piedra a través de los golpes del percutor con la mano derecha, son procesados por los lóbulos de la mitad izquierda del cerebro.

La interacción de estos dos procesos -material en el choque de las piedras; y neurológico a través de la conexión entre los dos hemisferios cerebrales-, es la hipótesis que he planteado como origen del pensamiento y el lenguaje humanos.

La teoría de novedad y rutinización de Goldberg se puede demostrar experimentalmente. También otros neurocientíficos, como Michael Gazzaniga y Antonio Ledoux, han hecho observaciones experimentales sobre la colaboración entre ambos hemisferios cerebrales.

Daniel_KahnemanDaniel Kahneman (Israel 1934)

Psicólogo, ganó el premio Nobel 2002 por su investigación sobre la toma de decisiones mediante la cooperación de dos sistemas mentales, uno rápido y otro lento: el juicio intuitivo y la toma de decisiones racionales.

En uno de sus libros cuenta que a la edad de 8 años en el París ocupado por los nazis, un soldado alemán de las SS, al que este niño judío recordó a su hijo, le hizo comprender que su madre tenía razón cuando decía que la gente era infinitamente complicada e interesante. Y quizás por eso se dedicó a la psicología (8).

Descubrió que en situaciones con muchos factores la intuición tiende a sobrevalorar uno de ellos, desatendiendo los demás. Esta valoración suele imponerse al análisis racional. Esa investigación, por la que ganó el Novel, echaba por tierra las ideas ortodoxas dominantes sobre la conducta económica que suponían era siempre racional.

Se anticipó así a lo que unos años más tarde iba a encontrar Gazzaniga al estudiar a los pacientes de cerebro escindido: el intérprete que justifica racionalmente lo que no puede o no quiere ver la otra parte del cerebro.

GazzanigaGazzaniga: El Intérprete

Michael Gazzaniga (1939), psicólogo en California (EEUU). Lleva más de 60 años investigando la capacidad cognitiva de pacientes a los que se escindió el cerebro en la década de 1960, cuando se cortaron quirúrgicamente las conexiones que unen ambos hemisferios, para reducir crisis epilépticas intratables por otros métodos.

En general esos pacientes recuperaron su funcionalidad al cabo de unos meses, porque en la vida cotidiana aprendieron a reconectar las dos partes de su cerebro a través del mundo exterior.

Gazzaniga investigó la percepción de esos pacientes, manteniendo artificialmente separadas las dos vías izquierda y derecha de acceso a su cerebro. Así llegó a definir las disfunciones que se producían cuando los dos hemisferios no colaboraban entre sí.

Primero comprobó que el hemisferio derecho (el de la mano izquierda: que se enfrenta a lo nuevo, según Grossberg) es mucho más rápido: responde en milisegundos. En cambio el hemisferio izquierdo, el que gestiona la articulación del lenguaje y las rutinas) es cientos de veces más lento.

JosephLeDoux_450

Gazzaniga y Ledoux

En el año 2002 los neurocientíficos Michael Gazzaniga y Joseph LeDoux descubrieron el concepto neuropsicológico del “Interprete“: la función que determina y racionaliza verbalmente por la derecha lo que de manera difusa presiente por la izquierda.

Cuando los humanos respondemos rápidamente por la mano izquierda, lo hacemos, pero no sabemos por qué lo hemos hecho. Del “por qué”, se ocupa, tomándose su tiempo, el otro lado del cerebro. Es lo que nos lleva a la respuesta que consideramos “racional” o “lógica”. Aunque también puede ser una ilusión.

Gazzaniga Interprete.jpgEl experimento en que encontraron el Intérprete, se muestra en esta figura. Está destinado a reproducir la separación funcional de los hemisferios cerebrales en un paciente de cerebro escindido, sorteando el truco de mezclar los estímulos del mundo exterior para integrarlos.

El sujeto está sentado ante una pantalla dividida en dos, cada una de las cuales muestra una imagen durante un instante. Mientras mantiene la atención en el punto central de la pantalla, la imagen izquierda le llega por el campo de visión izquierdo solamente al hemisferio derecho; y la imagen de la derecha por el campo de visión derecho, solamente al hemisferio izquierdo.

Bajo esa pantalla, y visible para ambos hemisferios, hay una serie de imágenes entre las que el sujeto debe elegir una con la mano izquierda y otra con la derecha, que se emparejen con la imagen vista en pantalla.

Los pacientes de cerebro escindido elegían correctamente con la mano izquierda una pala y con la mano derecha un gallo. La elección era razonable: una pala puede relacionarse con la nieve del paisaje, y una pata de gallo, con el gallo.

Sin embargo, al ser preguntado por qué había hecho esa elección, el paciente respondía que había elegido el gallo porque la pata era de un gallo. Y había elegido una pala, para limpiar el gallinero. ¿Por qué hacía eso?

Porque a su consciencia no había llegado el paisaje nevado, desde el otro hemisferio. Inconscientemente sí lo había visto; y por eso eligió con la mano izquierda la pala para retirar la nieve. Pero cuando se le preguntó por qué había elegido la pala, el hemisferio que procesó la respuesta, no disponía de la nieve entre sus datos, sino sólo los de la pata de gallo. Por eso inventó una respuesta “razonable”: la pala sería para limpiar el gallinero, en vez de para limpiar la nieve, (que para un observador sin daño cerebral habría sido lo esperado).

Este experimento es trascendental para comprender la relación entre la mente racional y el cerebro. Normalmente, la información del lado izquierdo de nuestro cuerpo (y de nuestro entorno) recibida en el hemisferio derecho, pasa a través del las conexiones del cuerpo calloso al hemisferio opuesto. Entonces ese hemisferio procesa lentamente la conexión racional, lógica y objetiva de la situación en su conjunto, tal como le ha llegado. Resultado: “una pala para limpiar la nieve”. Así lo percibe y así lo explica.

Pero si, por cualquier causa, no se produce esa colaboración entre hemisferios, entonces, el de la mano derecha no renuncia a dar una explicación lógica, aunque sea incorrecta, basada en datos incompletos o emocionalmente sesgados. Emplea lo que le viene a mano para construir una interpretación razonable.

No soy neurólogo, pero viví la experiencia de una situación límite parecida con un hombre que padecía una hemiplegia derecha (esto es, con el hemisferio izquierdo gravemente dañado por un ictus), que le impedía comunicarse (y pensar) con palabras. Sólo profería alaridos que parecían surgir de un animal herido de muerte. Él, que había empleado la razón y la lógica con férrea disciplina. Y tengo la convicción de que nunca se permitió exteriorizar sus sentimientos, aunque sin duda, los tenía; y ahora brotaban incontenibles, como desde lo más profundo de una selva.

Poco después de visitarle, falleció. Al morir su cuerpo, murió también su mente; pero su recuerdo siempre me acompañará; porque, años antes -cuando él aún tenía el dominio de la palabra- había dicho de alguien muy cercano a mí: -“Basta que sea mi enemigo, debo ayudarle“.

Próximo capítulo: sibila_delfica_586x586Religiones de sustitución
Los humanos seguimos creyendo en muchas cosas, sobre todo en las que nos dan una falsa sensación de seguridad.


Ver Índice de capítulos

.


NOTAS del presente capítulo

(1) Ver miguel_angel_dedoCiencia experimental, pensamiento moderno
En el Renacimiento italiano, los artistas lograron deslizarse entre la censura. Pero los científicos lo tuvieron más difícil.

(2) Ver cangrejo heike 2Darwin, el truco de la Vida.
Darwin descubrió el truco de la Naturaleza: apostar a todas las posibilidades y luego, eliminar los boletos que no han acertado. Así siempre gana; y la vida se abre paso.

(3) damasio1Ver en este blog: Damasio: emociones y sentimientos. Antonio Damasio es neurocientífico y médico neurólogo autor del libro “El error de Descartes“, entre otros.

(4) La paradoja descubierta por Bertrand Russell en 1901 ocurre cuando un elemento perteneciente a un conjunto, intenta dividir ese conjunto en dos partes. Es aplicable a cualquier marco.

(5) En unas escuelas de EEUU se enseña la evolución de la vida en todas sus especies, incluida la humana. Pero, en otras, se enseña el “diseño inteligente“: eufemismo que esconde la antigua idea de un Dios creando por separado cada especie, completa e inmutable.

EEG1(6) Las señales eléctricas del cerebro se capturan mediante electroencefalografía (EEG) que tiene una precisión de milisegundos, pero son menos precisas en su localización espacial que las técnicas de neuroimagen.

neuroimagen(7) Las señales químicas del cerebro se capturan mediante técnicas de neuroimagen que son más precisas en la localización espacial, aunque menos en la temporal que las de EEG.

(8) El encuentro con el soldado alemán fue publicado junto al texto presentado al Premio Novel por Daniel Kahneman: “Mapas de la racionalidad limitada: una perspectiva sobre el juicio intuitivo y la elección“. (2003, página 417)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s