Enmarcar antes de hablar

La experiencia en construir herramientas abrió la puerta a la razón humana. En las relaciones sociales, la razón se potencia, pero también se pierde fácilmente.

De los capítulos anteriores pueden extraerse dos conclusiones:
– Que al construir herramientas, la inteligencia humana se separó de la de otras especies prehumanas como inteligencia objetiva y racional.
– Que esa inteligencia fue potenciada por la colaboración social, sobre todo a través del lenguaje.

La producción de herramientas y las relaciones sociales se fundan en experiencias muy diferentes, y cada una presenta varias dimensiones. El lenguaje humano, nació de ambas experiencias, las integró con las propias del lenguaje animal y realimentó las anteriores con su propia potencia de comunicación,  aumentando las posibilidades de producción de herramientas y, aún en mayor medida, enriqueciendo las posibilidades de las relaciones sociales.

Pero en cualquier relación social el equilibrio entre colaboración y competición es crítico. Cuando ese equilibrio se rompe, el lenguaje facilita la construcción de un enemigo, como veremos en el capítulo 16, (1). Para comprender esa maldición bíblica que lleva a que unos hermanos se maten entre sí, hay que saber lo que es el marco de una situación. O más fácil: la diferencia entre dentro y fuera, como dirían Epy y Blas (2) en Barrio Sésamo.

Estar en una situación

Los seres vivos estamos siempre en una situación. Algo así como en un escenario.

Pero, a diferencia de otros seres vivos, los humanos podemos estar simultáneamente en más de una situación: en una situación real y en otra imaginaria. Cuando estamos en casa leyendo un libro, estamos en dos situaciones: en casa y en la historia que estamos leyendo. Cambiamos de situación cuando abrimos o cerramos el libro: ahora estoy dentro y ahora estoy fueradentro de esa historia, fuera de la casa o fuera de la historia, dentro de la casa.

¿Qué es es un marco?

Un marco es el límite que enmarca la situación actual, real o imaginada.

Es lo que hace que algo o alguien se encuentre dentro o fuera. El marco es escurridizo; aunque siempre está presente, no es fácil darnos cuenta de su presencia, porque nuestra atención siempre está en el contenido, no en el marco mismo. A veces cambia por sorpresa, cuando menos lo esperamos; y entonces ni siquiera sabemos ya dónde (o cuándo) estamos.

marco transpLo que comúnmente llamamos “marco” empezó a usarse alrededor de una pintura, primero en el antiguo Egipto y luego también en Grecia y Roma. Después del Renacimiento se llenó de adornos dorados. Era la manera de destacar esa pintura dándole importancia; o en todo caso de separarla de la pared que le rodea.

Encuadre (framing)

Pero el marco de una situación no es como el marco que se añade a una pintura una vez terminada. Es lo contrario, como el encuadre que hace un artistas al dibujar un modelo al natural, cuando selecciona la parte de la realidad que quiere representar en su imagen. Lo mismo que en fotografía y vídeo se llama encuadrar la imagen antes de sacar la foto. Y es también lo que en los escritos se llama el contexto.

El encuadre en el trabajo

Cualquier trabajo requiere concentrar la atención, encuadrándola en un marco. Eso ya sucedía en las primeras construcciones de hachas por los homininos.

Esta imagen representa ese encuadre del trabajo primitivo. la atención se centra en el objeto que está siendo transformado.

A pesar de su aparente sencillez, este marco es complejo, porque incluye las funciones diferentes de ambas manos controlada por cada hemisferio del cerebro.

El artesano se concentra ajustando el marco de atención a unos pocos centímetros, controlado por la mano izquierda. En ese pequeño espacio se produce el diálogo entra las dos manos: dónde y cómo golpear.

Entre la anterior imagen y esta otra han pasado más de dos millones de años. Ésta representa una operación de lógica matemática de conjuntos. Pero es la misma escena: el marco en rojo delimita lo que tiene sentido, encuadra el conjunto de referencia de los elementos que serán objeto de las operaciones lógicas.

El marco tiene la misma función de una cazuela vacía o la mesa de la cocina para el cocinero antes de comenzar a preparar la comida. Es lo mismo que un campo de batalla antes del encuentro de los ejércitos enemigos, o la frontera de un territorio, o un terreno de juego en un deporte, o la escena del crimen en un asesinato, el escenario de un drama o comedia, el pentagrama en la obra musical, la peana de una escultura, el marco de un dibujo, el contexto en la intervención de un orador. Es el horizonte ante el que sucede todo lo que importa. Lo que hace que una situación tenga sentido.

Con el paso de los siglos, los marcos han cambiado, pero su función sigue siendo la misma que la que tenía en el trabajo hominino con la piedra primitiva.

A la razón sólo importa lo que está dentro del marco. Lo que queda fuera no importa y se vuelve invisible. Sus posibilidades dejan de existir: se convierten en posibilidades negadas (3), aún antes de iniciar cualquier otra operación.

Es la negación anterior a cualquier determinación: la operación lógica anterior a cualquier operación lógica: La quema de maleza despejando el terreno antes de la labor agrícola. El retirar la hojarasca abriendo un claro del bosque (4); es cuando el niño de 8 meses arroja el osito, haciendo sitio para la intervención del padre. Es la pregunta sin palabras [¿…?], la mirada que hace posible iniciar el diálogo. La ausencia del ser que anticipa su determinación. La pregnancia que crece a medida que el artista elimina material “sobrante”.

En ese claro del bosque empieza la palabra. Y la lógica, la razón, la determinación y la interpretación. La acción determinante de la mano derecha. Los golpes por la mano derecha: el poder ejecutivo.

Un ejecutivo decide desde fuera del marco. Un juez juzga desde fuera del conflicto. Un científico investiga desde fuera del campo experimental. Un director de orquesta dirige a los músicos desde su atril, fuera de su orquesta. Un general (como en esta imagen Napoleón) dirige la batalla desde fuera del campo de batalla (hoy en día, se hace en tiempo real desde el otro lado del mundo).

Paradojas de la relación social

Y entonces, si quien debiera quedar fuera entra en el juego; o quien debería estar dentro sale fuera, todo se lía. Surgen paradojas como la del barbero de Russell (5) : problemas insolubles, a menos que la situación sea reenmarcada.

La relación social es una situación muy diferente a la del trabajo individual, donde la relación es objetiva. En las relaciones sociales heredadas de otros animales, la colaboración nunca está asegurada. Las neuronas espejo, la empatía el deseo y el amor no aseguran por sí solas una relación de pareja. Cuando uno de sus miembros se sitúa fuera del marco de la relación, entonces el otro queda prisionero en ese mismo marco. Y en ese momento, ambos estarán convencidos de que el causante del conflicto es el otro.

Si entre dos personas que se aman puede sucede eso, entre “tres que son multitud” el enredo está servido. Y se desencadena la comedia o el drama o la tragedia. Ahora bien, cuando se juntan muchos, entonces es la guerra.

Cambiando el marco de situación

Entre los seres vivos, las plantas no pueden cambiar de sitio en el espacio. Sólo al reproducirse se las arreglan para que la semilla viaje lo más lejos posible aumentando las posibilidades de supervivencia de esa especie de planta.

Loa animales tienen movilidad, por el agua o por tierra o por el aire, lo que aumenta sus probabilidades de supervivencia y de llegar a reproducirse. Por ejemplo, huyendo de un depredador o de un incendio. Y pueden emigrar en la estación seca o ante cambios climáticos. Así cambian de marco: reenmarcando su situación.

Pero los humanos, además de esparcir sus semillas y escapar y luchar y emigrar, somos capaces de imaginar otras situaciones diferentes. Y hacer planes y decidir qué queremos

Estas posibilidades de reenmarcar la situación son el resultado de la experiencia de los homininos al construir sus herramientas, donde debían imaginar con antelación la meta buscada y mantenerla presente como meta del proceso.

El enmarcado de la situación que Bateson definió por primera vez, fue decisivo para la transmisión cultural y no sólo biológica de nuestra especie. Los homininos y sus descendientes aprendieron a empaquetar en el lenguaje sus experiencias y transmitirlas en el grupo en forma de historias (6). Ese fue el nacimiento de la cultura humana, que creció y se desarrolló a una velocidad incomparablemente mayor que la evolución biológica.

palmas

Crearon el primer protolenguaje humano, hoy desaparecido, pero que aún puede intuirse en niños humanos de entre 8 y 20 meses de edad. En el siguiente capítulo: Inicio del lenguaje humano nos ocupamos de ello.

Los pioneros

Estos son los pensadores que en la segunda mitad del siglo XX empezaron a desvelar el secreto de los marcos que nos rodean y que nosotros mismos creamos para facilitar la comunicación social.

Gregory BatesonGregory Bateson

Creador del concepto de marco en las ciencias del comportamiento animal y humano. En 1954 expuso su concepto de marco en una conferencia ante psiquiatras en Méjico, en el ensayo “Una teoría del juego y de la fantasía”. Este ensayo fue publicado en 1972 en en su libro “Pasos hacia una ecología de la mente”.

Erving Goffman

Sociólogo canadiense. En 1974 publicó Frame Analysis: An essay on the organization of experience] (Trad. español: Frame analysis. Los marcos de la experiencia). En su prólogo indica que el concepto de marco se lo debe a Gregory Bateson. En su investigación compara las relaciones sociales con la escena teatral.

Wolfgang Iser

Teórico de la literatura, investigó el diálogo que se produce entre el lector y la obra literaria en. En 1976 publicó El acto de leer, que cambió no sólo la teoría de la literatura, sino las ideas acerca del papel activo del observador de una obra de arte; y, en general, de toda comunicación humana. Su concepto de las posibilidades negadas (5) y del papel de la literatura de ficción en hacerlas visibles, es central para comprender lo que sucede a lo que queda fuera del marco: fenómenos como la invisibilidad de la mujer a lo largo de la historia y la invisibilidad de la mano izquierda que analizamos en este ensayo.

Paul Watzlawick

Teórico de la comunicación humana y psicólogo. Trabajó con Gregory Bateson en lo que se conoció como “Universidad” de Palo Alto (California). Ambos consideraban las enfermedades mentales como enfermedades de la relación social que mantenía atrapado el paciente. Su mayor aportación la aplicación de estas ideas a la pragmática (experiencia) de la comunicación humana.

Para Watzlawick el marco de la relación tiene dos sentidos: como marco conceptual y como marco emocional. Así la relación misma puede vivirse como un horizonte de libertad o, alternativamente, quedar aprisionado en ese marco sin salida ni posibilidad de escapar. La solución es cambiar de marco mental. Otro de los descubrimientos de su grupo fue la utilización de contraparadojas pragmáticas. Lo que definieron como prescripción del síntoma.

Viktor_FranklViktor Frankl

Neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la logoterapia y del análisis existencial. En su libro El hombre en busca de sentido (1946) describió su propia experiencia en los campos de concentración nazis y su método psicoterapéutico para encontrar sentido en todas las formas de existencia, incluso en las más sórdidas. Escribió que el “logos” o “sentido” no es sólo algo que nace de la propia existencia, sino que se presenta frente a esa misma existencia”. No es sólo una expresión de sí mismo: es también un desafío; un límite que hay que estar dispuesto a romper (7).


Ver Índice de capítulos

.


NOTAS del presente capítulo

(1) Ver icono amo-esclava-colorConstruyendo al Enemigo.

(2) Ver vídeo Barrio Sésamo: Dentro y fuera.

(3) Ver posibilidades negadas90Posibilidades negadas, mujeres invisibles.

(4) En Heidegger: Lichtung es el claro del bosque donde juega la libertad y comienza la tarea del pensar).

barbero soldados marco(5) Paradoja del barbero. Es una explicación de la paradoja encontrada por Bertrand Russell en 1902 en la teoría matemática de Fregel. El barbero de una compañía de soldados que ha recibido de su capitán la orden de afeitar sólo a los soldados que no se afeitan a sí mismos, no puede cumplir la orden (tanto si se afeita a sí mismo, como si no se afeita a sí mismo), mientras pertenezca al mismo regimiento.

(6) Ver: historias_cabeceraContando historias sin palabras.

…y también: situacion-sorpresaContando historias desde el arte.

(7) Ver Jaspers: La situación límite.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s