c18_Pensamiento divergente

Los artistas suelen ser buenos intuyendo y descubriendo posibilidades. Pero deben tener cuidado al tratar con quienes creen tener siempre razón: los narcisistas y, especialmente, los tiranos. Entre humanos hay muchos con esa vocación.

.
El narcisista más famoso, fue creación de Lewis Carroll en el lejano País de las Maravillas. Se llama Humpty Dumpty; es un huevo que se  cree importante sentado en lo alto de un muro. Desde su elevada posición, todo parece posible; porque, para él: «Las palabras significan lo que yo diga que significan«.
.
Y cuando Alicia le advierte del peligro que corre de caerse de lo alto del muro, Humpty Dumpty le contesta con desdén, que tal cosa es imposible; y que aún -si llegase a suceder- los caballeros del Rey correrían en su ayuda. Pero, como narra la vieja canción inglesa; Humpty Dumpty se cayó y «ni todos los caballos y los caballeros del Rey pudieron recomponer sus pedazos«.
.
Ponerse de acuerdo: consensuar
En las democracias, oímos a los políticos atacarse y descalificarse mutuamente, por lo que llegar a acuerdos parece cada vez más difícil. Pero el consenso, por sí solo, vale para los rebaños de ovejas. A veces hace falta alguien que tenga el valor de discrepar de la mayoría. Sucede cuando, entre dos opciones, la mejor es la que falta.
.
El décimo hombre
En la película de ficción Guerra mundial Z aprendí lo importante que puede ser la discrepancia:
“Si nueve de nosotros, ante la misma información, llegamos a la misma conclusión, el décimo hombre está obligado a disentir. Y da igual lo inverosímil que pueda parecer. El décimo hombre tiene que indagar, dando por supuesto que los otros nueve se equivocan».
.
La unanimidad puede ser un recurso fácil para salir del paso. Pero el «décimo hombre» asegura la presencia de una opción inesperada. La divergencia está siempre en minoría, pero puede ser la solución para evitar salidas fáciles o la dócil sumisión al liderazgo. Por eso, aún en los totalitarismos existen comités, pero nunca darían la palabra a un discrepante.
.
Las posibilidades no siempre están claras
Sabemos poco sobre posibilidades. A menudo son difíciles de diferenciar dentro de una nube. Cuando alguna se distingue, suele ser por sentimientos personales que le dan sentido: sea para conseguir lo que uno desea, o para evitarlo. Somos seres aparentemente racionales, pero el mundo no tiene sentido sin la capacidad existencial de sentirlo.
.
Por eso, el pensar es tan equívoco. Y actuar o hablar sin pensar, no es menos peligroso.
.

Próximo capítulo: c19_Contrarios


.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.