Problema de los 9 puntos (solución)

Para solucionar el problema de los 9 puntos hay que reenmarcar la situación.

9-puntos-solucion2

Pero hay que entender que el marco no delimita los puntos reales, sino los puntos posibles. Negarnos posibilidades(1) es la forma más fácil de impedirnos resolver un problema.

Nueve círculos no forman un cuadrado. Eso parece, pero no es más que una ilusión. Es la pregnancia para vagos (2) Si nos empeñamos en ver alrededor de los círculos un cuadrado que los aprisiona, nunca podremos completar el recorrido con cuatro rectas. Debemos abrir la mirada, como me enseñó el gitano (“La vista necesita expansión”). En cuanto imaginamos un marco más amplio, todo cambia: aumentan las posibilidades de recorrer los círculos. Lo que parecía imposible, ahora resulta fácil.

La cuestión de fondo es que el marco determina las posibilidades de la situación. Aumenta o disminuye las opciones del sujeto que está encerrado en ella. Y muchas ocasiones, el marco sólo está en nuestra cabeza.

En la vida real sucede lo mismo con muchos problemas que parecen insolubles. Especialmente los problemas de comunicación o de interacción entre personas. A menudo, lo que parece imposible se debe a la manera en que enmarcamos la situación, imaginando un marco en que las cosas no pueden moverse o las personas no pueden cambiar de postura. Entonces hay que pensar si ese marco existe realmente o soy yo el que está dando por supuesto que existe. Y también cuando existe, hay que ver si el statu quo es inamovible. Y entonces hay que echarle coraje, y tener el valor de cambiar realmente el marco existente. A veces hay que estar dispuesto a saltar la valla que parece insalvable.

En el pasado siglo, durante decenios, la especie humana estuvo cada vez más cerca de ser destruida por una guerra atómica, porque los responsables políticos de EEUU y la URSS daban por supuesto que la única respuesta posible al aumento del arsenal atómico del otro, era incrementar el suyo propio. Pero esa no era la única opción ni la más segura. Llegaron a descubrir que si una de las partes disminuía unilateralmente su arsenal, el adversario haría lo mismo. Eso inició el desarme mutuo y ha evitado -hasta ahora- la situación límite que se conocía como “destrucción mutua asegurada”, esto habría sido el suicidio colectivo de la humanidad.

Pero eso es sólo un ejemplo, que para algunos parecerá exagerado. Así que cada uno puede poner el ejemplo que más le guste.

_____
(1) Ver Wolfang Iser: el acto de leer.
.

(2) Ver Pregnancia: más allá de la Gestalt.
.

Ver también acerca de la pregnancia “para vagos” Ley de la Pregnancia de la Gestalt.
.

2 thoughts on “Problema de los 9 puntos (solución)

  1. Eddie consuelo bohorquez hernandez dice:

    Excelente soy trabajadora social y quiero capacitación en esta temática que estudié durante muchos años.

    • Muchas gracias, Eddie. Como en este problema, que parece sólo un pasatiempo, problemas muy complejos se resuelven de manera sorprendentemente fácil, con sólo ampliar el marco o cambiar nuestro punto de vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s