Paradojas: Se acabaron las alegres y confiadas mañanas

Russell_joven
Bertrand Russell

Una paradoja es como el aceite: se infiltra por cualquier resquicio, impregnando todo lo que encuentra. Destruye la lógica como una infección (1).
En cambio, la estética se alimenta de ella. Desde el Barroco (2) al subrealismo (3) la paradoja fue la estrella. Porque la estética, a diferencia de la lógica,  se alimenta de la unidad de los contrarios.

Lee más para descubrir lo paradójico de las paradojas

Anuncios