entradas, redes

La Neurona que conquistó el Tiempo

pavlov_anim

Ivan Pavlov (1849-1936)

Las ciencias modernas se construyeron congelando el tiempo. Pero mucho antes, existía una célula con la capacidad de atrapar el sentido del tiempo y presentar acontecimientos antes de que sucedieran. Esa máquina capaz de viajar al futuro es la neurona. Aquí explicaré cómo realiza esa proeza.

Seguir leyendo

Estándar
entradas

Prigogine: el tiempo rompió su simetría

Ilya_Prigogine__________El futuro es incierto…
Pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana.
___________________Ilya Prigogine

Este profesor belga de origen judío nacido en Rusia, ganó en 1977 el Premio Nobel de Química por investigaciones que cambiaron la noción del tiempo que la ciencia tenía hasta entonces.

Seguir leyendo

Estándar
dimensiones, redes

Dimensiones de la realidad

hipercubo_3D_250¿Cuántas dimensiones tiene la realidad? Más de las que podemos ver o imaginar.
Se trate de constelaciones de estrellas o de lo que pasa en una pareja, cualquier historia real(1) tiene muchos lados.
Seguir leyendo

Estándar
estética

Estética existencial como proceso

oteiza procesoLa estética objetiva parte del espacio porque las pinturas y estatuas suelen estar quietas. Pero la estética existencial se centra en la existencia humana; y los seres humanos se mueven mucho. Ahí el tiempo parece dominar.

Seguir leyendo

Estándar
filosofía

Jaspers: La situación límite

Viviendo al límiteUna situación límite se vive como inevitable, con un sentimiento de desgarramiento de uno mismo. Es una situación contradictoria, porque parece no tener salida, pero contiene a la vez, la posibilidad de superarla.
Gracias a Karl Jaspers tenemos el concepto de situación (1), que estudió en los casos de situaciones límite.
Seguir leyendo

Estándar
situación

El sentido del ser

Martin Heidegger

Martin Heidegger

Ser y tiempo” es la obra más conocida de Martin Heidegger. Hasta 1927, la pregunta tradicional de la metafísica, era la pregunta por el “ser“. Heidegger la replanteó, como pregunta sobre el sentido del ser. Pero ni siquiera había acabado la primera parte del tratado, cuando escribió que a “Ser y Tiempo” habría que añadirle un último capítulo que se titularía “Tiempo y Ser(1). Era demasiado optimista. Seguir leyendo

Estándar