_Darwin: El truco de la Vida

cangrejo-heikeDarwin descubrió el truco de la Naturaleza: apostar a todas las posibilidades y, luego, eliminar los boletos que no han acertado. Así siempre gana; y la vida se abre paso.

Cangrejos samurái

Los cangrejos Heike del Japón, muestran en su caparazón el rostro enfadado de un guerrero samurái. Cuando un pescador atrapa en sus redes a uno de estos cangrejos, lo devuelve al mar por respeto o acaso por temor a su feroz venganza.

Y es que en 1185 en la bahía de Dano Ura hubo una terrible batalla en la que murieron muchos samuráis heike sepultados en el mar. Junto a su emperador-niño de seis años, ahogado por su abuela cuando vio perdida la batalla. Los pescadores de la zona dicen que esos samuráis todavía se pasean por el fondo del mar con la apariencia de cangrejos.

cangrejo samuray

Carl Sagan, explicó en la serie de TV «Cosmos», que durante siglos, cada pescador que devolvía al mar un cangrejo con rostro humano, facilitaba la reproducción de ese tipo de cangrejo. Los pescadores crearon -sin saberlo- una variante de la especie. Al seleccionarlos, ellos mismos actuaban como entorno biológico al que se adaptaron los cangrejos.

¿Qué hizo este cangrejo en particular para adaptarse? Él, nada. Fue el pescador al devolverlo al mar, quien premió al cangrejo y a su descendencia porque le recordó a un samurái.

Selección artificial: el lobo convertido en perro

Hace veinte mil años, nuestros antepasados en Europa se hicieron amigos de algunos chacales, o adoptaron crías de lobo. Esto supuso un nuevo entorno para esos animales, que  asumían el liderazgo de un humano como macho alfa. Es lo que conocemos como selección artificial. Aquél fue un verdadero diseño inteligente, porque respondía a una finalidad útil y consciente de seres humanos: para que el perro y sus descendientes sirvan como vigilantes de seguridad, ayudantes en la caza, mascotas o animales domésticos de compañía.

La selección artificial también se aplica, desde el comienzo de la agricultura, para modificar plantas y animales en la industria de alimentación. Al seleccionar para la reproducción los mejores ejemplares, se está influyendo sobre la evolución de esa especie en una dirección determinada.

Selección artificial como construcción de una herramienta biológica

Fijémonos en el parecido que tiene esto con lo descrito en los tres primeros capítulos de este ensayo (1), acerca de la construcción de las primeras herramientas por los homininos.

La piedra, en la mano izquierda, presenta un conjunto de posibilidades indeterminadas. La acción por la derecha de la mano que empuña el percutor, determina esas posibilidades, negando unas y permitiendo otras. El resultado es algo abstracto y concreto: el corte materializado en la nueva herramienta.

No es que sea un diseño (todavía), sino un resultado experimental. La conciencia y conocimiento de lo sucedido vendrían después, al compartir socialmente la experiencia con otros miembros del grupo.

Pero desde la primera vez es una determinación, es decir: una negación y a la vez una afirmación; eso es una selección. Al devolver un cangrejo al mar, el pescador está optando (que lo sepa o no, es indiferente): opta por permitir que ese cangrejo comestible, no muera antes de transmitir a su descendencia su rostro de samurái. Al decidir no comer un fruto sino enterrar su semilla, también el agricultor está haciendo posible su reproducción “ciento por uno“.

Conocimiento de la evolución en la antigüedad

La idea de que todo cambia y evoluciona, también está sujeta a un devenir: ya se encontraba en las enseñanzas de Heráclito en la antigua Grecia. Sin embargo, ese pensamiento dialéctico (2) decayó desde Parménides, reemplazado por la idea de que el Ser es eterno e inmutable. La nueva idea se convirtió en fundamento de la filosofía metafísica. Platón -y sus discípulos como Aristóteles- defendieron que las ideas abstractas existen por sí mismas, (“meta-“) por encima de los cuerpos concretos en particular. Eso significa la “meta-física”.

Según esta falsa creencia, la existencia de caballos dependería de una idea de caballo que está más allá de cualquier caballo en particular y más allá de la idea de cualquier mortal. La idea nunca cambiaría, porque, según se creía, el ser es lo que es.

Esa idea acerca de las ideas se mantuvo en la filosofía griega y de ahí pasó a la teología de las tres religiones de occidente. Pero después del Renacimiento, las viejas ideas fueron cada vez más criticadas y se abrió paso una nueva manera de pensar.

En la edad moderna

Como descubrió Kepler a su pesar, la perfección de una idea no la hace más real. Un círculo ideal es “perfecto” como idea, pero eso no implica que las órbitas de los planetas deban ser circulares. De hecho son elípticas; lo que tampoco significa que una elipse sea menos perfecta que un círculo.

Las ciencias no se ocupan de la perfección o de la imperfección, sino de encontrar leyes generales extraídas de la observación de sucesos particulares, que expliquen de una manera general los fenómenos que acontecen en la realidad.

La observación atenta y sin pre-juicios de plantas y animales, llevó a diversos pensadores, desde el Renacimiento, a considerar que los seres vivos, diferentes en sus formas y capacidades, tenían mucho en común, y que eso variaba a lo largo de generaciones.

La antigua idea de la evolución volvía tímidamente una y otra vez. Y desde el siglo XVII, con la pérdida paulatina de poder de la Iglesia Romana, volvió descaradamente, especialmente en Francia e Inglaterra, de la pluma de pensadores ilustrados.

En 1731 Linneo (Suecia 1707-1778) publicó Systema Naturae, con la primera clasificación de los seres vivos, diferenciados en géneros y especies.

En 1749 el conde de Buffon (Francia 1707-1788) editó mientras vivió 15 volúmenes de la Historia natural general y particular. Creía  en la variación de las especies en el tiempo, pero no en el sentido actual de evolución, sino como degeneración. Por ejemplo creía que el mono era una degeneración del hombre.

En 1800 Lamarck (Francia 1744-1829) esbozó sus primera ideas sobre la evolución de la vida y en 1808 publicó su libro Filosofía zoológica, con una teoría sobre la evolución de las especies. Ese mismo año nació Charles Darwin.

Alfred Russel Wallace (GB 1823-1913) propuso en un ensayo, que envió a Darwin, una teoría de la evolución basada en la selección natural. Esto decidió a Darwin a publicar en 1859 su propia teoría, en la que venía trabajando muchos años.

Darwin_244Darwin: su viaje del Beagle

Charles Darwin (GB 1809-1882). Desde muy joven estaba muy interesado en observar la naturaleza especialmente las pequeñas formas de vida.

Darwin_Beagle

Ese interés se vio recompensado a sus 22 años, cuando Darwin fue invitado a un viaje de casi 5 años, alrededor del mundo en el buque oceanográfico Beagle. En él realizó observaciones sistemáticas, tanto de movimientos geológicos, al comienzo de su viaje por el Atlántico de América del sur, donde comprobó la existencia de fósiles en la cumbre de montañas emergidas del mar.

Darwin_Beagle_436

Asimismo, observó la vegetación y fauna, especialmente en las islas Galápagos en la costa americana del Pacífico sur. Durante su parada en esas islas vio las diferencias en las tortugas que habitaban las distintas islas; las cuales, a pesar de su proximidad, constituían ecosistemas separados que habían diferenciado a las tortugas en pocos siglos, como lo atestiguaban su comparación con los restos encontrados.

En la parada posterior en los atolones del Pacífico, observó un ecosistema evolucionando en vivo dentro de un mismo atolón.

Aprovechó el largo trayecto de vuelta  rodeando el mundo hasta Inglaterra, para comparar despacio las piezas recolectadas, fijándose en las pequeñas diferencias en los picos de las aves que le llevarían en los años siguientes a establecer su teoría.

El largo viaje le dio la oportunidad de observar los hábitos de especies semejantes, separadas geográficamente. Por ejemplo, observó que la vegetación de los Altos Alpes se parece a la de las regiones polares, de lo que dedujo un linaje común en tiempos de la época glacial. Una de sus mejores obras se refiere a lo que actualmente se llama ecología; es decir, a la distribución geográfica de especies y géneros.

En 1838 concibió su teoría de la selección natural. En 1859 publicó “El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas preferidas en la lucha por la vida”.

En 1871 publicó “El origen del hombre y la selección en relación al sexo”.

¿Por qué es tan importante Darwin?

Darwin no inventó la hipótesis de la evolución. Pero su importancia radica en haber convencido a los biólogos y al público culto del hecho general de la evolución. Sus escritos, contrarios a Aristóteles, llevaron a abandonar la antigua creencia en la inmutabilidad de las especies y a aceptar el punto de vista de que los diversos géneros de animales se han desarrollado por variaciones desde un linaje común.

Sobre la antigua imagen de un universo estático, perfectamente formado desde sus lejanos comienzos, aparece con la evolución la dimensión «tiempo», como un actor principal, ya que el cambio es lo esencial y lo estático es lo inexistente. La dialéctica de Heráclito reaparece ahora en la vida: que es la misma pero no es la misma, a lo largo de miles de millones de años.

Gregor-MendelLas leyes de Mendel

Darwin no conoció los estudios de su coetáneo, el monje agustino Gregorio Mendel (Austria 1822-1884), fundador de la Genética científica y del concepto de gen para las entidades hereditarias separadas.

Aunque publicó una obra con sus descubrimientos, su trabajo no fue valorado hasta 1900, que es también cuando lo que Mendel llamaba “elementos” empezó a ser conocido como genes. Darwin había muerto en 1882.

Tampoco Freud conoció estos descubrimientos, que habrían evitado algunos de sus propios errores sobre la adaptación individual al entorno.

Ninguno de ellos vivían cuando se descubrió el ADN en 1953.

La investigación científica de la evolución de las especies tiene todavía un largo camino por recorrer. Y a medida que avanza, empieza a descubrir posibilidades de actuación sobre los seres vivos que ponen en cuestión todos los límites que conocemos, incluidos los éticos. Este capítulo podría considerarse sólo una humilde introducción.

Próximo capítulo: EEG_manosNeurociencia, cerebro y mente.
Las neurociencias estudian la mente como resultado de la actividad del cerebro.


Ver Índice de capítulos

.


NOTAS del presente capítulo

1) Ver estos tres capítulos sobre la construcción de las primeras herramientas:

saludo Tai-chi transparenteCuando las piedras cobraron vida.
…las manos empezaron a construir el ser humano.

mano izquierda pregnanciaPregnancia en la mano izquierda.
La mano izquierda se humanizó facilitando el presentir lo que estaba oculto al construir una herramienta.

mano derecha determinacionDeterminación en la mano derecha.
La mano derecha se racionalizó determinando las posibilidades presentadas por la mano izquierda.

(2) Ver dialectica-Platon-Aristoteles¿Pensamiento dialéctico o metafísico?
La filosofía nació en Grecia en dos vías divergentes, por la izquierda y la derecha: la mortal y la inmortal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .