estética

Figura y fondo

giocondaLlamamos figura a la parte de la imagen o del campo visual en que centramos la atención. La parte restante, su negativo, es el fondo(1). La distinción entre figura y fondo es importante en pintura. Artistas y psicólogos estudiaron sus leyes. Pero mucho antes de que ellos existieran, la habían inventado las plantas para los insectos.

Empezó como un asunto de sexo
Para que la reproducción sexual funcione, una célula sexual debe unirse a otra, de manera que los genes de ambas sean lo más diferentes posible. La variabilidad genética aumenta las probabilidades de sobrevivir. Y, para eso, hay que ir lejos a buscar pareja.

Pero las plantas echan raíces y de ahí no se mueven(2). Cuando empezaron a poblar la tierra firme, sólo contaban con el viento para dispersar sus genes. Hasta que, hace trescientos millones de años, aparecieron en el cielo los insectos voladores. Y algunas plantas empezaron a utilizarlos como drones para que transportasen sus semillas.

Esas plantas se hicieron amantes de los insectos. Era un amor platónico o, más bien, de conveniencia; pero resultó tan provechoso para ambos, que aún perdura.

Las plantan inventaron el erotismo de las flores(3) para atraer a los insectos y ofrecerles néctares imposibles de rechazar. Mientras el insecto chupa el néctar, el polen se pega a sus patas. Luego se va a otra flor, a veces cerca y otras,  más lejos, donde deposita el polen, fecundando a la planta de destino. No sabían que lo hacían, pero estaban cambiando el mundo.

paisaje floresEl mundo anterior era verde y ocre, pero así fue cubriéndose de brillantes colores. Millones de formas diferentes de los más diversos colores surgieron sobre el fondo verde. Nacían las figuras sobre el fondo, porque había espectadores capaces de apreciarlas. Aquel espectáculo, que hoy nos parece maravilloso, tenía sentido para los insectos, porque significaba su comida y la de su colmena. Aprendieron a distinguir sobre el fondo verde la figura de otro color y a reconocer la forma de su flor favorita. Y no sólo eso. Las abejas aprendieron también a comunicar la noticia a sus compañeras: en qué dirección y a qué distancia se encontraban las flores. Lo hicieron y lo siguen haciendo, bailando.

En resumen, para reproducirse mejor, muchas plantas emplean insectos como mensajeros, para distribuir a otras plantas sus semillas. Las flores son el cartel que anuncia la comida y el buzón que contiene el paquete a transportar. Cuando ven el cartel anunciador, los insectos vienen a comer el néctar y transportan el paquete. De esta manera, las plantas sin moverse, pueden hacer el amor por correo. Y eso muchos millones de años antes de que llegasen los humanos a descubrir la belleza de las flores.

pavo realDe los insectos a los humanos
Después de los insectos, poblaron la tierra muchos otros animales, que le cogieron gusto a hacer el amor directamente, sin intermediarios. Ahora se engalanaban y ponían posturas, pero no para atraer insectos que les sirviesen de mensajeros, sino para encontrar directamente su pareja. Todos los animales desarrollaron así la capacidad de percibir la figura sobre el fondo.

MimetismoY no sólo para la relación sexual. Los depredadores, para encontrar su presa. Y las presas para descubrir la presencia del depredador y salir corriendo. O para quedarse inmóviles, camuflados en el entorno. Las presas emplearon mucha “psicología” para confundirse con el entorno y desaparecer en él.

verde-rojoLos ojos de algunos primates desarrollaron en su retina células diferentes para distinguir el verde y el rojo.  Porque se alimentaban de frutos que, al madurar, cambiaban de color del verde a tonos amarillos y rojizos(4).

Encontrado por los artistas
mano_herida_300Mucho tiempo después aparecieron los humanos. Hace 40.000 años, uno de nuestros antepasados apoyó su mano herida contra el muro de piedra de una cueva y, al retirarla, vio que la mano permanecía impresa en la pared.

A la luz de una antorcha, las paredes cobran vida, se llenan de sombras que se mueven y danzan como espíritus visibles. Cuando el fuego se apaga, todo ese mundo desaparece.

Pero al volver la luz, la mano sigue ahí, aún después de la muerte del artista y generación tras generación.

¿El objeto se destaca de la situación o la crea?
La mano en el muro, el caballo o el bisonte en el relieve  de la pared de la cueva, delimitado con pintura. Lo que los artistas primitivos pintan en las cuevas son figuras. Recuerdo haber leído hace tiempo que las pinturas paleolíticas “carecían de mundo”. Tampoco lo necesitaban, porque  el mundo ya está representado por la pared y el espacio de la cueva y las personas y las luces y sombras de las hogueras y antorchas. Lo que emerge como arte en la pintura son las figuras que representan objetos importantes.

“Objetos” son seguramente los objetivos de la acción. Aquellas personas eran cazadoras en un entorno helado donde las presas de caza escaseaban. El mayor problema no sería cazarlas, sino encontrarlas. Había que sacarlas de su invisibilidad. Y qué mejor para ello que atrapar su espíritu en el muro. Eso precisamente es lo que hacía el artista-sacerdote. Y con ello, restablecer el sentido en un mundo tan volátil e incierto, transmitiendo fe y esperanza al grupo humano cuya existencia dependía de esas presas.


Dialéctica de figura y fondo

figura-y-fondoEstamos viendo que figura y fondo mantienen una extraña relación. Como en esta imagen de una fiera camuflada entre los árboles. Como en la vida, donde lo importante se oculta bajo lo evidente.

rubinA veces la figura se convierte en fondo y el fondo en figura. Como en esta imagen de Rubin, donde el fondo, de ser nada, se convierte en una copa o en dos rostros que se miran, según adónde dirijamos la mirada.

Figura y fondo viven en una relación dialéctica, llena de paradojas(5).  Cuando fijamos la atención en la figura, el fondo se vacía. Pero ese vacío se llena de posibilidades(6) que pueden convertirse en figuras. Es la unidad de dos contrarios(7): se necesitan, se intercambian los papeles, se separan o se unen hasta confundirse.

Ese vaciamiento del fondo o la figura, que lo hace invisible a nuestra conciencia racional, puede sernos útil, por ejemplo, para aprender a dibujar(8).

Por qué una figura y no varias 
En un cuadro o fotografía puede haber varias figuras. Sin embargo, cuando lo contemplamos, solemos centrar el foco de atención en una figura. O en un grupo. En tal caso, es el grupo lo que se destaca del fondo como figura.

La percepción es un proceso dinámico. Nos movemos por el campo visual. Porque nuestra vista abarca un campo bastante amplio, pero de él sólo vemos con nitidez y en colores una parte muy pequeña. Por eso nuestro ojo se mueve continuamente, de manera automática. Y el cerebro compone con esos fragmentos un collage aún más amplio, nítido, en colores y en 3 dimensiones. Todo ello virtualmente, como si nuestro ojo realmente lo estuviese viendo.

De toda esa escena, el cerebro recorta y extrae en un momento dado la figura que llama su atención. Y, por otro lado, mantiene de alguna manera el fondo, como escenario del viaje que está realizando con su mirada.

Siempre viajamos por la situación en una mezcla de realidad e imaginación. Lo mismo viajamos por la superficie de un cuadro o alrededor de una escultura, cambiando nuestro punto de vista. Y viajamos por una historia o por la obra musical que estamos escuchando.

En esos viajes siempre hay un fondo, un horizonte que, relativamente a las figuras, no se mueve o se mueve más despacio. O se transforma y súbitamente cambia. Esa dialéctica entre figura y fondo, entre personajes y escena, entre los sucesos y la historia(9), entre notas musicales y tonalidad, se encuentra en todas las artes. Y en la vida. Generalizando, es a lo que en este blog me refiero como marco(10) y contenido de la situación.


De los psicólogos de la Gestalt a la Bauhaus
bauhaus
A comienzos del siglo pasado, varios psicólogos estudiaron la percepción visual y descubrieron una serie de leyes que fueron conocidas como Teoría de la Gestalt(11). Esas leyes fueron aplicadas por los pintores y arquitectos que formaron en Alemania la Bauhaus, la escuela de diseño que establece las bases visuales del mundo actual.

Media docena de leyes de la Gestalt se refieren a la relación entre figura y fondo. Ellas serán el objeto de otro post.

_____
(1) Edgar Robin, psicólogo danés definió en 1915 las propiedades gráficas que diferencian la figura y el fondo.

(2) Acerca del inconveniente de echar raíces, ver La isla del tesoro.

(3) Para erotismo, el de estas flores que nos envía Maite: Erotismo de las flores.

verde-rojo(4) Los colores amarillos y naranjas se forman por la mezcla de frecuencias del verde y el rojo.

(5) Ver Paradojas: Se acabaron las alegres y confiadas mañanas.

(6) La Pregnancia en Oteiza enriquece la Ley de la Gestalt.

(7) Ver otros muchos casos de Unidad de los contrarios.

(8) Acerca de engañar al hemisferio dominante del cerebro, ver Betty Edwards: el acto de dibujar.

(9) Acerca del horizonte de sucesos en historias de ficción, ver El acto de leer.

(10) Ver de Erwing Goffman: marcos de referencia.

(11) Ley de la Pregnancia de la Gestalt.

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “Figura y fondo

  1. ¡Qué bueno! Insectos-drones y plantas que, sin moverse, hacen el amor por correo. Las plantas hacen como los actuales chateadores enamorados de lejanos desconocidos, pero ellas además se reproducen… Podría decirse que las plantas inventaron los bancos de óvulos y de esperma, pero sin papeleos. O sea barra libre.
    En cuanto a la visión de los primates, hace poco me enteré de que, a diferencia de los africanos, los de América carecían del tercer gen que permite distinguir entre el verde y el rojo. Así que supongo que podemos descartarlos de nuestra familia humana.
    Cuando publiques la segunda parte del post, supongo que se me aclararán ciertas dudas entre figura y fondo, como por ejemplo los primerísimos planos en el cine o en las fotos ¿Hay fondo?

    • Y yo que tenía miedo a hablar de drones, por la mala fama que tienen como asesinos a distancia. Pero también pueden ser angelotes, cupidos (hasta con flecha que pica) o quizás como Hermes, el dios mercurial, patrono de mensajeros y ladrones.
      Esos primerísimos planos en el cine, tienes razón, nos llegan sin fondo y hasta sin figura ni límites. Lo que tienen a tope es pregnancia: somos nosotros quienes ponemos en ellos el fondo, la figura y hasta olor y tacto, al implicarnos. La magia del cine.
      Muchas gracias, Maite, por lo que estás poniendo en este blog, elevándolo a otra dimensión.

      • Bueno, los drones van a dejar de ser estrictamente asesinos porque Amazon estudia domesticarlos para hacer ciertos envíos. Una especie de palomas mensajeras, pero más forzudas.
        Y en cuanto al tema de los primerísimos planos, ¡claro! en realidad y aunque parezcan opuestos, son como los “fuera de campo”. Es el espectador el que le pone todo su significado. Tienes razón, la pregnancia lo explica.
        Gracias a ti, que eres el único que le da toda su dimensión al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s